El Grupo de Monitoreo Independiente de El Salvador (GMIES), y el Fondo Centroamericano de Mujeres (FCAM), presentaron resultados de la investigación “Realidad Migratoria Interregional de Niñas, Adolescentes y Mujeres Jóvenes”.

 Al centro, investigadora y abogada de GMIES, Elsy Peña. Al centro, investigadora y abogada de GMIES, Elsy Peña.


La investigadora y abogada de GMIES, Elsy Peña, brindo los resultados del análisis de la migración en adolescentes y mujeres jóvenes, realizado a mujeres y adolescentes de los países de Centroamérica.

“Nosotros realizamos entrevistas a 68 protagonistas, niñas adolescentes y mujeres jóvenes entre las edades de 7 a 30 años para conocer como la migración les impacta en el ámbito personal, familiar, comunitario y social”, acentuó.

Según los resultados de las entrevistas sitúan que unas de las causas por las que mujeres y adolescentes migran hacia el norte, es principalmente en busca de mejores condiciones de vida para ellas y sus familias, asimismo buscan mejores oportunidades laborales.

Manifestó que en la actualidad son más las mujeres que los hombres las que deciden emigran en busca de mejores oportunidades en otro país, arriesgándose a los peligros de la ruta migratoria como: el crimen organizado, la delincuencia común, el narcotráfico, la trata de personas y todas aquellas acciones de violencia hacia las mujeres.

“El tema de las caravanas es algo que problematiza aún más el fenómeno, porque el riesgo siempre está, hay en la ruta migratoria crimen organizado, la trata de personas, eso no se elimina por ir en grupo apoyándose”, agregó Peña.

Los resultados de las entrevistas revelaron que la ruta migratoria más seleccionada, es la ruta del pacifico, teniendo como destino Estados Unidos para las salvadoreñas y EL Salvador para las nicaragüenses y hondureñas.

El 44% de las migrantes entrevistadas manifestaron que viajaron solas y el 19% expresó que su acompañante fue una persona que conoció en el trayecto.

“Consideramos que es necesario enfocar los procesos y programas de apoyo, no solo para apoyar el tema de condiciones, sino también es importante trabajar el tema psicosocial, psicológico y social que es uno de los retos importantes que se deben tomar para esta población”, dijo Peña.

Los datos adquiridos en la investigación marcaron que la mayoría de las mujeres y adolescentes sufrieron depresión, por soledad, luego que algunas fueron deportadas sufrieron aún más afectaciones emocionales al retornar a sus países de procedencia.


 

Webp.net gifmaker

 

 

DE INTERÉS

OMS reitera a El Salvador su apoyo a lucha contra el tabaco

La jefa de la Secretaría del Convenio Marco de Control de Tabaco, de la Organización…

completo

 

 

HOLA