Con el objetivo de promover la equidad de género en los centros penitenciarios a las mujeres privadas de libertad, La Dirección General de Centros Penales realizó el foro titulado “La Mujer en el Mundo actual con enfoque de Género”, dirigido a mujeres que trabajan en el sistema penitenciario.


En el marco del día Internacional de la mujer, la Dirección General de Centros Penales (DGCP), en coordinación con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUDSV), realizaron esta mañana el foro titulado “La Mujer en el Mundo actual con enfoque de Género”.

El director de la DGCP, Marco Tulio Lima, manifestó que las condiciones de vida para las mujeres privadas de libertad han mejorado en los centros penitenciarios, ya que el 100% de las mujeres forman parte del modelo de reinserción “Yo Cambio”.

“Casi el 100% de las mujeres están integradas al programa Yo Cambio, trabajando en actividades de talleres, panadería, maquila, corte, confección, cosmetología y actividades de salud preventiva y estudio”, detalló Lima.

En ese sentido, Lima aseveró que en esa dirección están fortaleciendo la granja penitenciaria de Izalco, para crear condiciones de vida digna y condiciones laborales que permitan a las mujeres beneficiar en su inserción cuando cumplan su pena de privación de libertad.

“Estamos recapacitando y fortaleciendo las capacidades del centro preventivo de cumplimiento de penas de Ilopango, de tal manera que ese sea un centro modelo de cumplimiento de pena de las mujeres”, explicó.

Enfatizó que en este mes de marzo se espera inaugurar el Centro de Detención Menor de Izalco, habilitando 1,500 espacios para privadas de libertad, eliminando de esta forma los centros penales mixtos.

“Eliminaremos los sectores de cumplimientos de penas, para mujeres en otros centros penales que se consideran mixtos, tenemos 101 mujeres en el centro penal de Sensuntepeque, 300 mujeres en San Miguel y 148 en el de Quezaltepeque, los sistemas mixtos deben ser eliminados, porque favorecen la discriminación a las mujeres”, dijo Lima.

Sin embargo, el director de Centros Penales afirmó que se continúan realizando esfuerzos para disminuir el hacinamiento carcelario, garantizar la salud, y garantizar oportunidades de aprendizaje a las mujeres privadas de libertad.

“Es preocupante la tasa alta de encarcelamiento de mujeres, principalmente en aquellas que tienen una cantidad de condenas y de penas, en donde su participación ha sido como coautor, o cómplice, en casos como el narcomenudeo y extorción”, agregó.

En relación de la salud de las mujeres privadas de salud, mencionó que hay cerca de 1,200 con padecimientos de enfermedades ginecológicas que no son graves.



 
 

Webp.net gifmaker

 

 

DE INTERÉS

OMS reitera a El Salvador su apoyo a lucha contra el tabaco

La jefa de la Secretaría del Convenio Marco de Control de Tabaco, de la Organización…

completo

 

 

HOLA