El viceministro de Educación, Francisco Castaneda, visitó cuatro centros educativos de la zona costera de los departamentos Ahuachapán y Sonsonate, para verificar daños, albergues y el cumplimiento de la suspensión de clases.

Francisco Castaneda (derecha), viceministro de Educación.Francisco Castaneda (derecha), viceministro de Educación.


En Sonsonate se inició en el Centro Escolar Barra Salada, el Centro Escolar El Presidio ambos con daños en su infraestructura por inundación; asimismo, verificó el Centro Escolar Cantón El Amatal en Metalío, el cual funciona como albergue para 34 familias.

«Estamos haciendo un recorrido, primero para verificar que se cumpla la decisión de suspensión de clases y cómo están funcionando los albergues en los centros escolares y simultáneamente andamos haciendo una evaluación directa de la magnitud de los daños para la asignación de los recursos que vamos a poner a disposición de las escuelas», dijo el viceministro Castaneda.

El funcionario agregó que en las zonas visitadas «hemos encontrado centros escolares en su mayoría con daños en techos, servicios sanitarios y filtración de agua; también hay escuelas que por su cercanía a la playa están susceptibles a inundaciones. En toda la franja costera hay alrededor de siete centros escolares que están funcionando como albergues».

De acuerdo al funcionario, «hasta el día de hoy (9 de octubre) se tenía un reporte de 40 centros escolares que han sufrido daños a nivel nacional en: techos, paredes, muros perimetrales, servicios sanitarios, material bibliográfico, mobiliario escolar, entre otros», dijo.

«Como maestros tenemos una responsabilidad con la comunidad educativa y esta situación que está pasando es bien difícil para ellos y el hecho de vernos a nosotros aquí en la escuela les da tranquilidad y familiaridad, es un apoyo nuestro para las familias que están albergadas en nuestro centro escolar», expresó la directora del Centro Escolar Cantón El Amatal, Erika Flores, ella al igual que muchos docentes se han unido al trabajo de los comités de emergencia, ya sea desde su centro escolar o apoyando a otros.

La maestra agregó que «es entendible que muchos de nosotros quisiéramos estar con nuestras familias, pero también nos debemos a nuestros niños, por ello invito a todos los docentes que si no está en riesgo su vida y pueden desplazarse a un centro educativo que lo hagan pues su ayuda será bien recibida».

«Quiero agradecer a todos los maestros, en especial a los que están apoyando en este albergue (C.E. El Amatal), ellos han decidido ayudar. Son un ejemplo de que nuestra profesión trasciende del simple hecho de dar clases, nuestra profesión tiene que ver con servicio y con amor a nuestros niños», resaltó el viceministro.

En el departamento de Ahuachapán verificó las condiciones del Centro Escolar El Chino en Cara Sucia, donde usualmente se inunda por la crecida de la bocana.

Es de mencionar que durante toda la semana equipos de trabajo del Ministerio de Educación estarán visitando los diferentes centros educativos a nivel nacional para verificar los daños e iniciar las labores de rehabilitación lo más pronto posible.


 

 

ANUNCIO FOSALUD

 

 

DE INTERÉS

Sancionan a conductores de transporte público por manejar sin licencia

Durante un dispositivo de inspección de unidades del transporte público, la policía de…

 

completo

 

 

HOLA