El Congreso aprobó este martes, con 62 votos, un decreto para facilitar el cumplimiento voluntario de obligaciones tributarias y aduaneras, que otorga facilidades de pago a plazos, a un máximo de tres meses, para todas las personas naturales y jurídicas que tengan deudas tributarias o aduaneras.


Este es un decreto transitorio que faculta al Ministerio de Hacienda y a los deudores al fisco, que quieran responder por sus deudas, ponerse al día con el Estado.

“Es una oportunidad que Hacienda pueda recuperar mora, que en otras condiciones no la recuperaría tan pronto. Se habilita al Ministerio de Hacienda a que los exonere de multas e intereses en diferentes situaciones de deuda, para que puedan ponerse al día y presentar un plan de pago o pagar el monto adeudado”, explicó la funcionaria.

En septiembre de 2014, la Asamblea Legislativa aprobó la primera amnistía fiscal por un plazo de 90 días. Se logró recaudar cerca de $27 millones de dólares antes que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia detuviera dichos cobros, dañando así la disposición que tenían los contribuyentes de saldar sus deudas con el Estado.