En su declaración en el juicio del tribunal Segundo de Sentencia, el ex presidente arenero, Elías Antonio Saca, confesó el uso de fondos reservados de Casa Presidencial para favorecer a personas naturales, empresas de publicidad, su familia y a él mismo.

En primer plano, Tony Saca, ex presidente del país.En primer plano, Tony Saca, ex presidente del país.


Esta declaración forma parte del acuerdo alcanzado con el fiscal general Douglas Meléndez, para disminuir la pena carcelaria a cambio de declararse culpable de peculado y lavado de dinero.

En un informe leído durante 40 minutos por Saca, admitió que aprovecharon deficiencias en la contraloría de la Corte de Cuentas para el manejo de los fondos.

También aseguró que fue un política que heredó del fallecido ex presidente Francisco Flores, otro gobernante de Arena, que se apropió de fondos de la cooperación de Taiwán, delitos por los que no fue juzgado a raíz de su muerte repentina.

El ex mandatario también indicó que algunos fondos fueron destinados al partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena); de acuerdo a su confesión, entregó fuertes cantidades de dinero al partido que lo llevó al poder en el 2004, y tras perder las elecciones con Mauricio Funes, la dirección de ese partido decidió expulsarlo de las filas del partido derechista.

Arena, el partido que llevó al poder (2004-2009), recibió 7,6 millones de dólares de los más de 300 millones que supuestamente malversó, dijo a periodistas un fiscal del juicio que afronta el ex mandatario.

"Nosotros hemos mencionado en el momento de los alegatos iniciales (del juicio), que 7,6 millones fueron desviados al instituto político que se encargó de llevar al poder a Saca", señaló el fiscal, quien pidió el anonimato por razones de seguridad.

Para disfrazar la sustracción ilícita de los fondos provenientes de CAPRES, Saca utilizó empresas que no prestaban ningún servicio a la presidencia ni al Estado y adquirió varios terrenos e inmuebles.

También Saca reveló que todo su gabinete recibía sobresueldos, que iban desde $5 mil a $10,000 dólares mensuales. Esto también se daba al gabinete ampliado, es decir, a los viceministros y otros, entre ellos periodistas, conductores de programas de entrevistas.

La Fiscalía acusó al derechista ex presidente de haber sustraído 301 millones de dólares de fondos públicos, y según declaraciones de un fiscal devolverá 25 millones de dólares, debido a que el resto de lo robado no pudo ser ubicado.

Ante las interrogantes de los delegados fiscales, el ex presidente Antonio Saca aceptó los delitos de peculado y lavado de dinero. Por cada delito Saca recibirá cinco años de prisión, tras la negociación con el Ministerio Público.


 

 

 

ANUNCIO FOSALUD

 

 

DE INTERÉS

Efrén Reyes: El mensaje del Santo Romero sigue vigente

Efrén Reyes, Secretario de los Asuntos Religiosos del FMLN, destacó esta mañana que el…

 

completo

 

 

HOLA