El vocero presidencial de El Salvador, Roberto Lorenzana, señaló este lunes que en algunos países de América Latina pasan por un fenómeno de lucha entre la política y los procesos judiciales, como en Brasil.


En Argentina, Ecuador y Brasil, ex presidentes son perseguidos judicialmente, lo mismo sucede en El Salvador con el ex presidente Mauricio Funes, a quien la fiscalía lo acusa de malversación de fondos públicos y lavado de dinero.

"Hay una tensión entre el ejercicio del poder judicial y el ejercicio del poder político", dijo Lorenzana a propóposito de la orden de liberación del ex presidente de Brasil, Lula da Silva, y que otro juez decidió no liberarlo.

"La gran mayoría del pueblo brasileño cree que el ex presidente Lula es inocente. A Lula lo han condedado en el proceso judicial sin pruebas, pero él ha triunfado mediáticamente. No ha sido derrotado mediáticamente", valoró el secretario Lorenzana.

Algo similar ocurre en el juicio contra el ex presidente Funes, los medios de comunicación salvadoreños intentan condenarlo mediáticamente para influir en la decisión del poder judicial, "esa es la intención de los procesos judiciales en América Latina contra ex presidentes de izquierda, los condenan primero mediáticamente para que la justicia los condene después en el proceso judicial", explicó Roberto Lorenzana.

"A Lula no lo han podido condenar mediáticamente porque él ha convencido a la mayoría de los brasileños que la justicia no tiene razón, a Lula lo consideran inocente y dicen que si participa en las elecciones en Brasil, ganaría las elecciones", aseguró el funcionario de Casa Presidencial.

En el caso salvadoreño, Mauricio Funes "está condenado mediáticamente, él es culpable" a pesar de que el fiscal general, Douglas Meléndez, carezca de pruebas para condenarlo.


 

 

ANUNCIO FOSALUD

 

 

DE INTERÉS

“No hay que ver al joven sólo como un voto”: Yeymi Muñoz

Yeymi Muñoz, Directora del Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE), restó valor a las…

 

completo

 

 

HOLA