Este fin de mes más de 43 mil maestros recibirán $50 de aumento en su salario y más de 3 mil empleados administrativos del Ministerio de Educación (MINED) recibirán $30, como parte del acuerdo tomado con el Presidente de aumentar $100 al magisterio y $60 a los empleados administrativos en el trienio 2018–2021 en dos partes.

La Asamblea Legislativa, con votos de todos los partidos, aprobó -el 7 de febrero- la petición del Presidente Salvador Sánchez Cerén de reformar la Ley de Salarios.

La medida forma parte del acuerdo firmado entre 9 gremiales de maestros con el Presidente Sánchez Cerén y las autoridades de Educación después de un largo proceso de negociación sobre la forma de aplicar la revisión salarial trianual correspondiente a 2018-2021 establecida en la Ley de la Carrera Docente.

La iniciativa legislativa fue presentada conforme a las exigencias constitucionales por las autoridades de Hacienda y Educación y será financiada con cargo al mismo presupuesto del MINED. Fue dictaminada por la Comisión Legislativa de Hacienda y Especial del Presupuesto y discutida ampliamente en el pleno luego de un intento de bloqueo por parte de los diputados de la derecha. Para postergarla demagógicamente pedían que el aumento fuera de $100 de inmediato, a pesar de saber que la Asamblea Legislativa carece de facultades de aumentar salarios sin iniciativa del Órgano Ejecutivo.

Afortunadamente el impase fue superado y la presencia de los líderes gremiales protagonistas del acuerdo en la plenaria del jueves fue fundamental, pues ellos no se dejaron engañar. Su exigencia fue aprobar lo solicitado por el Presidente, cualquier petición demagógica fuera de la norma constitucional solo postergaría la aplicación del aumento salarial pactado y carecía de la posibilidad de ser aplicada sancionado y aplicado.

ANDES 21 de Junio y 8 gremiales más persistieron en la negociación que facilita este logro en beneficio de los maestros y maestras del sector público y de las y los empleados administrativos. Aunque Arena, con sus diputados presentes, votó a favor de la medida, quedó claro la descalificación a la misma en afirmaciones de diputados que aseguraban que $50 no es nada.

Pero la historia es maestra implacable y registra con claridad cómo fueron los gobiernos de Arena a la hora de valorar el salario de las maestras y los maestros.

 

La Ley de la Carrera Docente, que estableció la obligación de revisar el salario cada tres años, fue incumplida por cinco años durante los gobiernos de Arena; el primer aumento vino con la aprobación de la ley y fue de 50 colones el menor y de 150 colones el más alto en el año 1997; en el año 2009 fue de $25, el último aumento de los gobiernos de Arena.

En cambio, aunque en 2009 había sido aplicado el aumento de $25, en 2010 -con el primer gobierno del FMLN- a los maestros y maestras se les aplicó un aumento de 10%, que el gobierno de Mauricio Funes estableció a todo el sector público.

Ese mismo año se trasladaron a Ley de Salarios el personal técnico y administrativo del MINED, dando seguridad laboral al sector; se incorporó igualmente con plaza permanente a 8,306 maestros de EDUCO que desde los años 80 eran contratados al arbitrio de las autoridades y de organizaciones de padres de familia.

En 2015, el magisterio tuvo un aumento salarial de 5% a todas las plazas, docentes y administrativos y 10% a los maestros contratados por hora clase. En los años 2016 y 2017 se emitieron decretos concertadamente con las gremiales el MINED y la Asamblea Legislativa que permitió una compensación por retiro voluntario a maestros y maestras que podían pasar a jubilarse. Esos reconocimientos jamás se tuvieron en administraciones anteriores a las del FMLN.

El magisterio ha contado además con espacio para la capacitación en matemáticas, ciencias y otras asignaturas, porque el reconocimiento social de la importancia de la educación para el desarrollo del país requiere una mejora continua en las condiciones del servicio.

El salario es un aspecto fundamental como lo es el acceso a la salud, a la seguridad de una pensión y a las prestaciones que la ley establece incluyendo reconocimientos por trabajo en la ruralidad, los ascensos de categoría y las condiciones de las escuelas.

Sin lugar a dudas un maestro Presidente, un maestro exministro ad honoren ha sido en estos casi nueve años el mejor aliado del magisterio, esto a pesar de las condiciones de bloqueo de la derecha que pregona la reducción del gasto corriente (salario y bienes).

Felicidades maestras y maestros y maestras, ustedes enseñan y aprenden en las aulas y en la vida nacional para bien y grandeza de nuestro país, son factor de cambio y deben asegurar que siga siendo así.


ALBA Petroleos de El Salvador ANUNCIO

 

 

DE INTERÉS

Conmemoran 45 aniversario del Banco de Fomento Agropecuario

El Banco de Fomento Agropecuario (BFA), conmemoró su 45 aniversario este día. La…

 

completo

 

 

HOLA