El documento contiene 180 compromisos básicos, que facilitarán acciones a implementar por los tres órganos del Estado en diferentes áreas, que promuevan el desarrollo social, político, cultural y económico de la población salvadoreña.

Al centro, Salvador Sánchez Cerén, Presidente de la República.Al centro, Salvador Sánchez Cerén, Presidente de la República.


El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, recibió el martes la Agenda Interpartidaria para la Nación, documento que propone un conjunto de acciones prioritarias para dar respuesta a los problemas urgentes que afronta El Salvador.

La Agenda es resultado del proceso de diálogo político ejecutado en el país, y en ella, los partidos políticos con representación en la Asamblea Legislativa, definieron compromisos en cinco temas claves para el desarrollo de la sociedad salvadoreña.

Estas temáticas están referidas a la seguridad pública para la convivencia ciudadana; el fortalecimiento del sistema democrático; el crecimiento económico, desarrollo social y finanzas públicas; la educación para la productividad, la tolerancia y la ciudadanía; y la salud pública digna, integral y universal.

La etapa del proceso de diálogo que hoy concluye con la entrega de esta agenda al mandatario, ha contado con la facilitación y acompañamiento de las Naciones Unidas y el Grupo de Apoyo, y con la participación directa de 69 delegados partidarios así como de expertos nacionales e internacionales.

La Agenda Interpartidaria para la Nación elaborada por las fuerzas políticas, esboza una hoja de ruta con acciones a desarrollarse en el corto, mediano y largo plazo y propicia un espacio común de encuentro y trabajo entre los órganos del Estado.

Para el gobernante, la suscripción de este instrumento envía un histórico mensaje a la sociedad, ya que demuestra que es posible construir una agenda interpartidaria que represente a todos los salvadoreños y permita identificar los puntos en que coinciden sus visiones.

“Como Presidente recibo esta agenda con mucho compromiso, este documento, producto del diálogo que han mantenido, propone 180 compromisos que ahora toca hacerlos realidad. En la medida que pasemos a la fase de ejecución vamos a enfrentar estos desafíos con mayor capacidad y consenso”, manifestó el gobernante.

Aseguró que sin importar la coyuntura, se ha construido confianza para establecer rutas comunes que permitan resolver los principales desafíos.

Expresó que entre los principales legados de su administración destaca la promoción de la cultura de dialogo a través de este proceso, y la creación de los consejos plurales que han permitido la elaboración de estrategias como El Salvador Educado, El Salvador Seguro y El Salvador Sustentable.

Manifestó que con estos compromisos interpartidarios se está dando un paso muy importante hacia la superación de los principales desafíos sociales, económicos y democráticos que tiene el país.

“Esta agenda partidaria, como gobierno, vamos a difundirla de la forma más adecuada, incluyendo a los otros órganos del Estado, para que en conjunto la hagamos realidad”, manifestó.