En 2007, la Dirección Nacional de Estadísticas y Censos reflejó un 17.97% de población en condición de analfabetismo; para finales del 2018, la tasa de analfabetismo es de 6.5 %.

Foto VD/ Director de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), Roberto Cuéllar.Foto VD/ Director de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), Roberto Cuéllar.


La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) reconoció este martes la gestión gubernamental y la participación de instituciones aliadas estratégicas, alcaldías, centros educativos, Iglesias, ONG"s e instituciones del Estado salvadoreño, que unificaron esfuerzos para reducir los índices de analfabetismo en el país.

De acuerdo con OEI, uno de los principales avances en la alfabetización es la reducción de la tasa de analfabetismo, que ha disminuido a un digito en un plazo de 9 años, en relación al censo de 2007 de la Dirección Nacional de Estadísticas y Censos (DIGESTYC) que refleja, en dicho año, un 17.97% de población mayor de 15 años en condición de analfabetismo; para finales del 2018, según datos del MINEDUCYT, la tasa de analfabetismo es de 6.5 %.

“La tasa del analfabetismo se redujo en los últimos 9 años. Cuando nosotros entrábamos había un 17. 5% de analfabetismo en 2010 y hoy hemos llegado a un 7 %”, dijo el Director de La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), Roberto Cuéllar.

La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) rinde cuentas a la ciudadanía de la ejecución de uno de los programas insignia del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología (MINEDUCYT), implementado con participación de esta organización, como es el Programa Nacional de Alfabetización. Iniciativa que da cumplimiento al mandato de la Constitución Política en su Art. 195, literal 4, favoreciendo el acceso a la información y la participación ciudadana en la ejecución de las políticas públicas.

La alfabetización es un derecho consagrado en el artículo 53 de la Constitución de la República de El Salvador, el cual señala: "El derecho a la educación y a la cultura es inherente a la persona humana; en consecuencia, es obligación y finalidad primordial del Estado su conservación, fomento y difusión".

Por tanto, el Programa Nacional de Alfabetización es una respuesta para todas aquellas personas que, por exclusión y/o deficiencia histórica del sistema educativo salvadoreño, fueron involuntariamente postergadas en la aprehensión del conocimiento que les posibilitara una vida digna y la plena participación ciudadana.

“La alfabetización es un derecho humano fundamental que forma parte del primer engranaje del derecho a la educación”, detalló Cuéllar.

Esta reducción paulatina es el resultado de las acciones desarrolladas por la anterior y actual gestión gubernamental y la participación de instituciones aliadas estratégicas, como la OEI, alcaldías, centros educativos, Iglesias, ONG"s e instituciones del Estado Salvadoreño.