Si el nuevo próximo presidente salvadoreño decide romper relaciones diplomáticas con China, será El Salvador el gran perdedor, advirtió este lunes el presidente del Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (Proesa), Sigfrido Reyes.

Presidente de Proesa, Sigfrido Reyes en canal 10 de televisión.Presidente de Proesa, Sigfrido Reyes en canal 10 de televisión.


Antes de asumir el poder del Ejecutivo, Nayib Bukele anunció que revisará las relaciones diplomáticas abiertas por el presidente saliente, Salvador Sánchez Cerén, en agosto pasado, con el gigante asiático.

"¿Quién pierde si se retrocede en las relaciones con la República Popular China? China no pierde. Pierde El Salvador. Nos estamos abriendo a una economía que puede consumir mucho de lo que producimos", aseguró Reyes en entrevista concedida al canal 10 de televisión.

Para los próximos años, la República Popular China ya tiene comprometidos 130 millones de dólares en cooperación para El Salvador.

Tras cuestionar la relación diplomática con China, Nayib Bukele declaró en Estados Unidos que la discusión de mantener o no el estatus de las relaciones con China no ha cambiado.

"Seré franco. No vamos a hacer lo que está en los mejores intereses de Estados Unidos o de China. Vamos a hacer lo que es mejor para el Salvador. Podría estar volviendo a Taiwán, podría estar quedándose con China. Es una discusión en curso. No fue una negociación transparente”, fueron las palabras de Bukele, según las cuentas de Twitter del Consejo de las Américas, de una entrevista realizada por Michelle Caruso-Cabrera de la cadena CNBC.

"Sería el mayot autogol que este país pudiera provocar cortando una relación con un gigante económico", respondió Reyes a las declaraciones del futuro gobernante.

De romper la nueva relación "¿Quién pierde? ¿Pierde China? Nosotros le vamoa a hacer un daño a China, eso es absurdo", cuestionó Reyes con dureza.

El 8 de mayo pasado, la embajada de China en el país emitió un nuevo comunicado a raíz de las declaraciones de Bukele en Estados Unidos.

"La Parte China está dispuesta a esforzarse conjuntamente con el gobierno entrante y todos los sectores de El Salvador, por acelerar el despliegue de intercambio y cooperación en diversas áreas sobre la base del principio de Una Sola China y respeto mutuo, trato igualitario y beneficio recíproco", reafirmó la representación diplomática.