107 jóvenes recibieron este viernes becas para carreras universitarias y carreras técnicas de manos del presidente Salvador Sánchez Cerén, de fondos que provienen del programa de becas del Banco Central de Reserva (BCR).

Al centro Presidente Salvador Sánchez Cerén, y Oscar Cabrera, presidente del BCR.Al centro Presidente Salvador Sánchez Cerén, y Oscar Cabrera, presidente del BCR.


Al hacer entrega de las becas a jóvenes de Santa Ana, San Salvador, La Libertad, Ahuachapán, Morazán, Sonsonate y San Miguel, el gobernante lo calificó de "un acto de justicia que jóvenes tengan acceso a una educación de calidad en condiciones de igualdad".

Por su parte, el presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Oscar Cabrera, señaló: "sabemos que no nos hemos equivocado con ustedes. La educación es una oportunidad de romper el círculo de pobreza al darles oportunidad a aquellos que más lo necesitan".

«Este año dedicamos a la educación el mayor presupuesto en la historia de la nación, cerca de mil millones de dólares, para continuar avanzando en la construcción de un país mejor, preparado para enfrentar los desafíos de esta época de acelerado desarrollo de la ciencia y la tecnología», aseguró.

Así, el gobierno ha invertido en la gratuidad de la enseñanza universitaria pública, educación a distancia, y en los programas Educación Flexible, Paquetes Escolares, Jóvenes Talentos y Jóvenes con Todo.

«Estos programas los hicimos con la convicción de que la juventud es la fuerza que impulsa el desarrollo del país, su principal baluarte, su avanzada creativa en los nobles objetivos de lograr una nación inclusiva y próspera», sostuvo el mandatario.

Desde 2014, el gobierno ha invertido de forma anual $285 mil a través del Programa de Becas del BCR, beneficiando a 4,799 jóvenes de distintas partes del país para que culminen con éxito sus estudios superiores en áreas técnicas y profesionales.

«La inversión que realizamos en su formación contribuirá a que El Salvador tenga mayor capacidad productiva, y esté mejor preparado para enfrentar los desafíos del mundo moderno», dijo.

Aseguró además que la transformación del país solamente será posible a través de la educación, «por ello hemos dado importantes pasos para convertir a El Salvador en una nación educada, sobre la base de la calidad y la inclusión», aseveró.