Las autoridades policiales de tránsito terrestre,  en el departamento de Sonsonate, detuvieron esta tarde a 6 personas por conducción peligrosa, a quienes se les detectaron entre los 185 y 500 grados de ingesta alcohólica, según las pruebas antidoping.

Entre los capturados fue sorprendido un motociclista, que dio positivo 335 grados. De acuerdo a los informes, la acción policial se desarrolló en coordinación con miembros de la unidad antidoping del Viceministerio de Transporte.

Estas actividades se enmarcan en la ejecución del plan de seguridad vacaciones seguras, que desarrolla la institución policial a nivel nacional.

El propósito es contrarrestar la conducción peligrosa, que sigue siendo una causal de siniestros viales. Actualmente ocupa la novena posición, en las causas de accidentes. Todos los conductores capturados ya han sido puestos a la orden de las autoridades respectivas.