Centenaress de feligreses católicos se concentraron en la Hermita “La Cruz”, desde donde salió, la mañana de este domingo, la procesión de Domingo de Ramos. Allí, la población acompañó a la imagen de Jesús Nazareno montada en un burro, recorriendo las principales calles del municipio.

En San Salvador, los feligreses recorrieron el Centro Histórico conmemorando uno de los pasajes que marca el inicio de la semana mayor, donde se recuerda la pasión y muerte de Jesucristo.

Las actividades alusivas a la Semana Santas se enmarcan en la conmemoración de la vida, pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, según la tradición cristiana; dieron inicio en la Catedral Metropolitana de San Salvador.