Alrededor del presidente electo hay un sector empresarial vinculado al capital árabe salvadoreño y también hay intereses empresariales en torno al partido Gana, que llevó a Nayib Bukele como candidato a la presidencia y esos intereses económicos prevalecerán en el nuevo gobierno.

César Villalona, en canal Genteve.César Villalona, en canal Genteve.


Al economista César Villalona le llama la atención los grupos empresariales financieros detrás de Nayib Bukele y del partido Gana, que tendrán una disputa económica con familias de la oligarquía, representados por el partido Arena, no obstante ambos grupos coinciden con una visión neoliberal de la economía y del Estado.

El economista lanza una advertencia que tendrá repercusiones en el pueblo salvadoreño: "El gobierno electo tiene una lógica neoliberal, que busca crear un Estado "chico", esto significa privatizar las empresas públicas y reducir o eliminar los programas sociales", dijo en una entrevista en el canal Gentevé.

"La naturaleza empresarial alrededor del presidente electo es el capital árabe, y alrededor del partido Gana hay intereses empresariales, incluido el ex presidente Saca, que rivalizan con las familias oligárquicas, cuyo representante sigue siendo Arena", señaló el economista en torno a las presiones empresariales y económicas detrás del presidente electo.

"Si esa visión neoliberal se impone con el nuevo gobierno, no habrá lógica de beneficio social del Estado con los servicios que presta a los salvadoreños", aseguira Villalona, y se refiere a los servicios del sistema público de salud, que podrían dejar de ser gratis para ser pagados; los servicios que presta Ciudad Mujer podrían tener un precio.

La confeccción de los zapatos escolares podrían dejar en la ruina a los medianos y pequeños talleres, para darle la producción a la empresa Adoc; la confección de los uniformes escolares podrían pasar de pequeños y medianos talleres a las maquilas de la familia Simán; la compra de la semilla y fertlizantes de los paquetes agrícolas a la multinacional Monsanto y a Cristiani Burkard, alerta el economista.

Si Bukele decide darle los paquetes escolares y la alimentación escolar, incluido el vaso de leche, a la empresa privada, les hará ganar 130 millones de dólares cada año.

"Está claro que buscarán obtener beneficios económicos del Estado por tres vías: la privatización de servicios, por incentivos fiscales empresariales para determinado sectores, y las compras gubernamentales, ellos ven todo esto como el botín del Estado en el que el pueblo no tiene nada que ver", puntualizó Villalona.

Los postulados de Bukele en economía los delineó en su disertación ante la conservadora Fundación Heritage, en Estados Unidos, que Villalona resumió en: "Estado chico, libertad empresarial y mucha inversión privada", y nada en "inversión social, lo que se espera es el incumplimiento de sus promesas electorales y retrocesos de los avances en salud y educación", insistió.