Para el experto en el tema de agua de la Universidad Centroamericana (UCA), Andrés McKinley, la decisión tomada el lunes por partidos de derecha en la Comisión de Medio Ambiente, de nombrar a representantes de sectores privados en el ente rector del agua, es una declaración de guerra contra los salvadoreños.

Experto en tema de agua de la UCA, Andrés McKinley.Experto en tema de agua de la UCA, Andrés McKinley.


"La decisión que tomaron los partidos de derecha el lunes es una declaración de guerra contra el pueblo salvadoreño. Es una manera de decirle al pueblo salvadoreño: nosotros con los votos que tenemos en la Asamblea Legislativa vamos a garantizar los intereses de la gran empresa en este país" sobre el agua, afirmó McKinley en el espacio de entrevistas de canal 10 de televisión.

McKinley asegura que la defensa del agua con un enfoque de derechos, al igual que la lucha librada contra la minería metálica, "es de vida o muerte".

Criticó que los diputados de Arena, Gana, PDC y PCN no quisieron ni quieren escuchar a los expertos en el agua. La UCA, a través del Colectivo la Casa de Todos, propuso una integración diferente a la aprobada Autoridad Nacional del Agua (ANA). Tambén se resistieron a escuchar la propuesta sobre el tema de la Universidad de El Salvador (UES).

Miles de salvadoreños marcharon el miércoles hasta la Asamblea Legislativa para pronunciarse en contra de la participación de gremiales privadas en la Autoridad Nacional del Agua (ANA) que abriría el espacio para la privatización del servicio del agua.

McKinley señala que la comisión legislativa tiene en sus manos dos anteproyectos de ley, uno presentado por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales con enfoque de derechos y otra, presentada por la ANEDP con enfoque empresarial sobre el agua.

Los diputados aprobaron "un enfoque que prioriza los intereses de la gran empresa sobre los derechos de los ciudadanos", denunció el experto.