Miembros del Frente Social Sindical (FSS), exigieron esta mañana se apruebe una Ley General del Agua, donde participen diferentes sectores de la Sociedad Civil, y no prevalezca la presencia de la empresa privada.

 Líder sindical del FSS, Wilfredo Berríos. Líder sindical del FSS, Wilfredo Berríos.


Miembros del Frente Social Sindical (FSS), se manifestaron esta mañana con una marcha en las calles principales de San Salvador, para expresar su postura en contra la privatización del agua, iniciada por los partidos de derecha en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático.

“El sector trabajador, junto con diferentes sectores de la vida nacional, hemos salido a las calles una vez más en lucha popular para detener los intentos de privatización por parte de las grandes empresas, que están afiliadas a la ANEP”, dijo el líder sindical del FSS, Wilfredo Berríos.

Según Berríos, con la aprobación de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del dictamen del pasado lunes, se le da libertad para que administre el agua, en ente privatizador, es decir la empresa privada.

“No es posible que eso se de porque tenemos el aspecto del Estado que es un servicio público es para la población en general, es decir el estado debe de controlar eso. Exigimos que se apruebe de una vez por todas la Ley General del Agua, donde todos participamos, donde no pese la empresa privada, puede estar adentro pero no tener mayoría como en este momento”, señaló Berríos.

Demandó que las grandes empresas cañeras solo pagan al año, por el uso del agua $113.00 dólares anuales, que mensualmente equivalen a $42.00 “Eso no puede ser, por eso exigimos que se pare de una vez por todas estos intentos”, detalló.

Por último, manifestó que el presidente electo, Nayib Bukele se ha comprometido con el presidente de EE. UU, Donald Trump. “Obviamente ahí en sus proyectos lo que piden son las privatizaciones no solo del agua, sino de la salud, educación y el problema medio ambiental, hoy las grandes empresas como la Coca Cola están secando los mantos acuíferos”.

El lider sindical exigió a la población ser protagonista de la defensa contra la privatización del agua, y salir a las calles a marchar.