El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, aseguró este miércoles que la apuesta de su gobierno por mejorar el acceso a los servicios de salud pública se ha traducido en importantes avances, en la ruta de consolidar este derecho de la población salvadoreña.

Al centro, Presidente Salvador Sánchez Cerén.Al centro, Presidente Salvador Sánchez Cerén.


“Desde el inicio de nuestra gestión nos propusimos hacer de la salud un derecho inviolable que contribuya al bienestar y el desarrollo pleno de las capacidades de nuestra población”, manifestó el gobernante durante la inauguración del Taller de Planificación del Convenio para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de Salud, que se realiza en la capital, San Salvador, del 20 al 22 de marzo.

El jefe de Estado aprovechó la ocasión para destacar algunos de los avances obtenidos por la reforma de salud consolidada en este quinquenio.

“A la salud pública dedicamos la segunda mayor partida del presupuesto general de la nación, con las cifras más altas de inversión en este campo en la historia de la nación”, subrayó el Presidente.

En 2019 el gobierno ha destinado para el Ministerio de Salud un presupuesto de $668.2 millones, $84 millones más que los consignados para esa cartera al inicio del quinquenio y $274.8 millones más que lo asignado en 2009.

El dignatario destacó también la apuesta a la salud realizada por su gobierno, como el aumento de las unidades médicas que ahora ascienden a más de 800 a lo largo y ancho del territorio, y la construcción y ampliación de emblemáticos hospitales para brindar una atención gratuita, con calidez y calidad.

“Consolidamos una reforma Integral de salud que extendió la atención primaria a todos los municipios del país, especialmente donde eran mayores los índices de pobreza”, remarcó el mandatario.

Aseguró también que dentro de esta apuesta por la salud ha sido prioritaria la lucha contra el consumo de tabaco, con el fin de mejorar el bienestar de la población.

En ese sentido, destacó que El Salvador fue reconocido en 2018 con el Premio Bloomberg Philanthropies para el Control Mundial del Tabaco, durante la XVII Conferencia Mundial sobre Tabaco o Salud, por su labor en implementar y hacer cumplir ambientes libres de humo en lugares públicos.

“Hemos adoptado como estrategia la prohibición de fumar en espacios públicos cerrados y de trabajo, y establecimos impuestos específicos a los productos del tabaco”, detalló el Presidente.

“Además, conseguimos eliminar el patrocinio, la promoción y regulamos la publicidad de este producto”, añadió, destacando además que el gobierno ofrece servicios de consejería y atenciones de salud gratuitas y accesibles para ayudar a quienes abandonan el consumo de tabaco.

“Los desafíos son muchos todavía en este sector, pero con satisfacción podemos afirmar que nuestra población cuenta hoy con los mejores servicios de salud logrados en el país”, concluyó el dignatario.