El Gobierno de El Salvador condenó los atentados ocurridos este viernes en dos mezaquitas de la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda, expresó a través de la cancillería.


"El Salvador manifiesta su condena y rechazo hacia acciones que buscan sembrar terror entre la población civil", expresó en el comunicado, tras los sangrientos ataques terroristas que dejaron un saldo de al menos 49 muertos en dos mezquitas en Christchurch (Nueva Zelanda).

Asimismo, externó " su solidaridad a las familias afectadas y hace votos por la pronta recuperación de las personas que han resultado heridas en estos atentandos"

Los ataques se produjeron a primera hora de la tarde en las dos mezquitas situadas en el centro de Christchurch, la mayor ciudad de la Isla Sur de Nueva Zelanda, cuando centenares de musulmanes realizaban la oración de los viernes.

El comunicado agrega que El Salvador "expresa su profundo pesar y condolencias al pueblo y Gobierno de Nueva Zelanda por los ataques armados ocurridos contra dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, los cuales han dejado numerosas víctimas fallecidas y heridas".

Un total de 41 víctimas murieron en el tiroteo en la mezquita Al Noor, mientras que otros 7 fallecieron en la de Linwood -a una distancia de 6,5 kilómetros al este de la primera- y otra persona fue declarada muerta en el hospital.

Además, unas 40 personas resultaron heridas de bala y entre ellas hay 20 víctimas reportadas en estado grave.

El presunto cerebro de los ataques es un supremacista blanco que ha sido identificado por las autoridades neozelandesas como Brenton Tarrant, un australiano de 28 años de edad, permanece detenido junto a dos presuntos cómplices, y comparecerá mañana ante la Justicia.