En un comunicado de prensa, la Embajada de China en El Salvador tildó de irrespeto e injerencia lo que Estados Unidos está haciendo, al “presionar” al presidente electo, Nayib Bukele, a romper relaciones diplomáticas con dicho país.

photo4924861307392469005.jpgphoto4924861307392469005.jpg


“El Presidente Electo Nayib Bukele, durante su visita a los Estados Unidos, dijo que aún no había tomado la decisión sobre si reestablecería “relaciones diplomáticas” con Taiwán. Al mismo tiempo, manifestó sus inquietudes y críticas a la falta de respeto, la injerencia en otras democracias y las prácticas depredadoras de China”, reza en el comunicado.

Recordaron el principio de una sola China es universalmente reconocido, como una norma de las relaciones internacionales y un consenso adoptado, compartido y materializado por la absoluta mayoría de los países del mundo.

“China nunca ha hecho nada para amenazar e intimidar a otros países. Siendo un país pionero en abogar por los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica, China nunca busca intervenciones en asuntos internos de otros países, sino siempre abre y desarrolla relaciones diplomáticas con todos los países, tal como el caso de El Salvador, adhiriéndose a los principios de respeto mutuo, trato igualitario, beneficio recíproco y desarrollo compartido”, destacó.

Dijo que el tiempo y la historia demostrarán que la apertura de relaciones diplomáticas con China corresponde plenamente a los intereses fundamentales y de largo plazo de El Salvador y su pueblo.

El Salvador debe seguir estando al lado de la mayoría absoluta de los países del mundo, defendiendo las normas de las relaciones internacionales y salvaguardando la justicia.

La cooperación entre China y El Salvador no será de ninguna forma una “trampa” de la deuda, sino un “pastel” en beneficio de ambos pueblos, recalcó en el comunicado.

Añadieron que las actuales relaciones diplomáticas con China no son una herramienta geopolítica, sino una oportunidad para el desarrollo compartido.

“Al promover las relaciones bilaterales, la Parte china siempre ha respetado plenamente las voluntades de la Parte salvadoreña, también ha mantenido una comunicación constante con todos los sectores de la sociedad salvadoreña y las partes involucradas”, destacó.

Finalizó recalcando que China se honra los principios, compromisos y responsabilidades.

“Estamos dedicados a llevar adelante con el nuevo gobierno salvadoreño los intercambios amistosos y cooperaciones bilaterales, superando las interferencias externas y en base a los principios de respeto mutuo, igualdad, beneficio recíproco y no intervención en los asuntos internos, apoyando a El Salvador en el desarrollo económico y mejoramiento de bienestar en beneficio del pueblo salvadoreño”, concluyó.