El Arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, fue directo, duro y al grano al decir "ya es tiempo de solucionar de una vez y de raíz un sistema de pensiones injusto" para los trabajadores y con excelentes ganancias para los dueños de las Administardoras de los Fondos de Pensiones, Crecer y Confía.

Monseñor José Luis Escobar Alas, Arzobispo metropolitano.Monseñor José Luis Escobar Alas, Arzobispo metropolitano.


Animado por el sacerdote Rutilio Grande, en la misa de recordatorio de los 42 años de su asesinato, el arzobispo José Luis Escobar Alas reclamó al Estado y a los empresarios "se trabaje en un nuevo sistema de pensiones...los trabajadores están condenados a pensiones de hambre y miseria, no es posible, no es posible", exigió el prelado.

Insistió que los ahorros de los trabajadores son "fondos que deben ser cuidados y producir ganancias a su favor. No es posible que las AFP paguen pequeñas pensiones y tengan ganancias exhorbitantes a costa de los trabajadores y su reparto sea desproporcionado, es injusto", dijo.

"No es justo que el trabajador esté sometido a la miseria de bajas pensiones, No lo quiere Dios, no lo quiere Dios", dijo con valentía el arzobispo salvadoreño en la misa de recordatorio del padre Grande en el parque Ecológico de El Paisnal, municipo del norte de San Salvador.

Exgió también una nueva ley de impuestos para "que pague más el que tiene más y los que menos tienen sean los beneficiados. No queremos una ley inmisericorde, que el que más tiene más evade y elude no pagar impuestos. Ellos tiene el tristemente famoso crédito fiscal y no pagar el IVA. Ojalá podamos reforzar a fondo esas leyes", enfatizó el Arzobispo Escobar Alas.