El ex presidente del instituto político del partido Arena y el ex tesorero de ese partido derechista serán juzgados en libertad decidió el viernes el Juzgado Segundo de Paz. A pesar de que el ex,presidente Elías Antonio Saca está en un penal, el tribunal ordenó su detención.


La Fiscalía los acusa de lavado de dinero al ser receptores de $10 millones de dólares, donados por Taiwán para los afectados por los terremotos de 2001.

El Juzgado 2° de Paz de San Salvador ordenó, la noche de este viernes, instrucción formal con medidas alternas a la detención contra Gerardo Antonio Balzaretti Kriete y Juan Tennant Wrigth Castro, de 64, acusados de lavado de dinero y activos.

En la misma audiencia ordenó instrucción con detención contra el ex presidente Elías Antonio Saca González. El ex gobernante ya permanece en prisión condenado por otros delitos.

Otros acusados, como el ex presidente Francisco Flores, y José Mauricio Samayoa -ex presidente del banco Cuscatlán-, ambos ya fallecidos, el juzgado resolverá con vista del requerimiento ya que no se presentaron a audiencia sus abogados o representantes. En este caso, la Fiscalía ha pedido para ambos el sobreseimiento definitivo.

Las medidas impuestas a Balzaretti y Wright son no salir del país, presentarse a firmar al Juzgado Segundo de Instrucción y una caución económica de 50 mil dólares para cada uno, dinero que deberán pagar en el Ministerio de Hacienda y presentar la boleta ante el juzgado a más tardar el lunes 11. De no pagar la fianza, tendrán que pasar a prisión.

Según la Fiscalía, los imputados lavaron 10 millones de dólares que el gobierno de Taiwán otorgó a El Salvador, entre octubre del año 2003 y abril de 2004, para la ejecución de cuatro proyectos los cuales no fueron ingresados ni registrados a la Secretaría Técnica del Financiamiento Externo.

Presuntamente después que el ex presidente Francisco Flores recibió el donativo, en cuatro cheques, éstos fueron endosados y depositados a una cuenta a nombre de la asociación “Centros de Estudios Políticos Dr. José Antonio Rodríguez Porth”, en donde Balzaretti Kriete fungía como representante legal de la asociación.

Este caso fue denunciado por el ex presidente Mauricio Funes.