El Estatus de Protección Temporal (TPS) para los salvadoreños vence en septiembre próximo, de acuerdo a una decisión tomada por el presidente de EEUU, Donald Trump.

Viciministra Liduvina Magarín y Embajadora Claudia Canjura, en reunión con el congresista de EEUU el congresista Will Hurd.Viciministra Liduvina Magarín y Embajadora Claudia Canjura, en reunión con el congresista de EEUU el congresista Will Hurd.


La viceministra para Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, y la embajadora salvadoreña en ese país, Claudia Canjura, continúan con un fuerte lobby con varios congresistas estadounidenses y representantes de organizaciones civiles con el propósito de encontrar alternativas para dar estabilidad a los connacionales amparados bajo el TPS.

Magarín y Canjura se reunieron con el congresista Will Hurd para abordar diferentes puntos en el ámbito migratorio, entre ellos las posibilidades de una legislación que favorezca a los compatriotas con TPS.

En este espacio, el representante Hurd expresó su apoyo y destacó el trabajo de miles de salvadoreños que cuentan con esta prerrogativa y residen en Houston, donde han dado un aporte significativo para la reconstrucción de dicha ciudad, tras los daños ocasionados por el huracán Harvey.

Por su parte, la viceministra Magarín informó sobre los esfuerzos que el Gobierno impulsa para mejorar las condiciones de vida de la población en sus lugares de origen.

En otra audiencia, el congresista Jimmy Panetta manifestó su respaldo y su compromiso para buscar soluciones para los connacionales, sobre quienes expresó realizan valiosos aportes para la sociedad estadounidense.

Posterior a estos encuentros, la viceministra Magarín también se reunió con miembros de organizaciones que trabajan a favor de las personas migrantes y representantes de compañías que emplean a la población TPS, a fin de seguir ampliando esfuerzos en conjunto en este ámbito.