El Viceministro de Educación, Francisco Castaneda, afirmó esta mañana que cerca de $18 millones se invierten este año en la elaboración de calzado escolar para 1.3 millones de estudiantes.

 Viceministro de educación, Francisco Castaneda. Viceministro de educación, Francisco Castaneda.


Para este año 2019, el paquete escolar, que incluye útiles, uniforme y calzado, oscila su valor entre $44.97 y $65.55, de acuerdo al nivel educativo de cada estudiante.

El viceministro de Educación, Francisco Castaneda, verificó la producción del calzado escolar que recibirán las niñas, los niños y adolescentes del sistema educativo público, como parte del paquete escolar que se brinda a los estudiantes de todos los niveles educativos.

Castaneda hizo un recorrido por las fábricas de calzado ARCA e industrias de calzado La Pirámide, a fin de constatar que ambas empresas cumplan todo el proceso de producción con los estándares de calidad, exigidos por el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología.

“Este programa de entrega de calzado escolar demuestra que no es un despilfarro, pues se han apoyado a micro empresarios que pagan sus impuestos, que generan empleo y que benefician a la economía de las familias salvadoreñas y los niños y jóvenes del sistema educativo”, destacó Castaneda.

Las empresas ARCA y La Pirámide producen 41,376 pares de zapatos escolares, los cuales son elaborados por un centenar de empleados para beneficiar a estudiantes de 137 centros educativos de San Salvador



Con la entrega de los paquetes escolares se beneficia directamente a padres de familia quienes gozan del ahorro, en especial aquellos núcleos familiares que son seriamente afectados por la crisis económica; contribuyendo de esta manera a la permanencia de los niños y adolescentes en la escuela, y reducir los índices de ausentismo y deserción escolar.

De igual manera se promueve el desarrollo económico local y nacional, ofreciendo oportunidades de desarrollo a los micro, pequeños y medianos empresarios en las áreas relacionadas con los bienes incluidos en el programa.

Además, ha construido un tejido social y económico, que antes no existían para las micros y pequeñas empresas con la producción de insumos y productos en cada rubro que conforma el paquete escolar.