En menos de 15 días, las estructuras criminales han asesinado en diferentes puntos del país a cuatro agentes policiales, en lo que parece ser una nueva ola de ataques de las pandillas en búsqueda de incidencia política.


El agente Omar Adonay Rivas Rivas fue asesinado la noche del lunes, en el municipio Tonacatepeque. El agente estaba destacado en la Delegación Centro Histórico de San Salvador.

El hecho ocurrió en el cantón La Fuente del municipio Tonacatepeque, los criminales con rostro cubierto llegaron a la vivienda de Rivas para asesinarlo frente a su esposa y su hija.

El agente Rivas Rivas se convierte en el cuarto policía asesinado en los primeros 15 días del 2019.

El contexto actual de los asesinatos de agentes policiales es de recrudecimiento de ataques a las fuerzas de seguridad pública en el proceso de elección de presidente y vicepresidente en febrero.

El ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, advirtió la semana pasada las presiones que harían las pandillas en el marco del proceso electoral, para recuperar privilegios que fueron prohibidos con la aplicación de las medidas extraordinarias en seguridad y por la implementación del Plan El Salvador Seguro (PESS).