El ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Castaneda, participó en el debate general de la Conferencia Intergubernamental para la adopción del pacto global para la migración segura, ordenada y regular, el cual fue aprobado por más de 150 naciones.

Carlos Castaneda, Canciller de la República.Carlos Castaneda, Canciller de la República.


En su intervención, el canciller Castaneda destacó que la suscripción de este acuerdo “es un paso trascendental en la dirección de un abordaje más integral de la migración en el marco de las Naciones Unidas, con una perspectiva de Derechos Humanos a lo largo del ciclo migratorio”.

Reconoció que “el consenso logrado en este documento es un enorme avance, un hecho histórico y sin precedentes para la comunidad internacional, al cual le apostaremos con toda nuestra energía para su cumplimiento”.

Resaltó que la adopción de este instrumento ocurre con 70 años exactos de diferencia de la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que contiene un consenso global respecto al valor supremo de la persona, y que desencadenó profundas transformaciones a escala internacional.

Castaneda expresó que debido a la relevancia atribuida a los compromisos contenidos en el pacto, el Gobierno de El Salvador dispone ya de un mecanismo a nivel interno, “contamos con una hoja de ruta de corto, mediano y largo plazo, que contiene las fases a seguir: preparación, establecimiento de prioridades, implementación, seguimiento y monitoreo”, agregó.

Como parte del esfuerzo interinstitucional e intersectorial puesto en marcha por nuestra nación, el titular explicó los aspectos claves que han sido identificados, entre ellos hacer coincidir el proceso del pacto con la ejecución de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y vincularlo con iniciativas como el Consenso de Montevideo y otras implementadas desde la Conferencia Regional sobre Migración.

“Sabemos que son muchos los desafíos en el tema migratorio, sin embargo, tal y como ha quedado establecido en los principios rectores de este Pacto Global, esperamos continuar el diálogo multilateral para convertir nuestra intención en acciones concretas en beneficio de las personas migrantes, sin importar su estatus migratorio, en cada región del mundo”, reiteró.

El jefe de la diplomacia salvadoreña hizo además un llamado a los organismos internacionales para continuar desempeñando una activa intermediación para encontrar alternativas en respuesta a las familias y personas migrantes.

“Mi país está abierto al diálogo permanente con los países de tránsito y destino, así como con todos los actores nacionales, regionales e internacionales para la búsqueda de soluciones duraderas que respondan a los desafíos actuales que enfrentamos”, enfatizó.