La histórica apertura de relaciones diplomáticas con la República Popular China abrió enormes oportunidades de desarrollo social y económico para la nación salvadoreña. Los primero contratos comerciales para exportar a China ascienden a $10,9 millones.


El gobierno comenzó a entregar a familias afectadas por las lluvias y la sequía el arroz donado por la República Popular China, uno de los primeros frutos de la apertura de relaciones diplomáticas con la nación asiática, la cual también ha destinado $150 millones en cooperación no reembolsable para El Salvador.

Como parte de la naciente relación, China oficializó el envío de 3 mil toneladas de arroz a El Salvador, alimento que ya está llegando a familias salvadoreñas de 143 municipios que fueron afectadas en los últimos meses por fenómenos climáticos.

Además, durante la reciente visita de Estado del Presidente Salvador Sánchez Cerén a China se firmaron 13 acuerdos de entendimiento para proyectos de desarrollo social y económico; mientras que empresarios salvadoreños ya firmaron los primeros contratos comerciales con empresas chinas para exportar un monto de $10,9 millones en distintos productos como café, madera y ron.

China también designó a El Salvador como un destino turístico y abrió un programa de becas que permitirá la educación de jóvenes salvadoreños en las mejores universidades de esa nación.

Este país es la segunda potencia económica mundial y tiene un mercado de 1.300 millones de habitantes en una superficie de 9,6 millones de kilómetros cuadrados.