Foto de archivo / Magistrados Sidney Blanco, Florentín Meléndez, Belarmino Jaime y Rodolfo González, bloquea se publiquen los nombres de los morosos con el fisco.Foto de archivo / Magistrados Sidney Blanco, Florentín Meléndez, Belarmino Jaime y Rodolfo González, bloquea se publiquen los nombres de los morosos con el fisco.En otra sorprendente decisión de la Sala de lo Constiucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), admitió una demanda de inconstitucionalidad que afecta la facultad legal del Ministerio de Hacienda a publicar los nombres de los deudores de impuestos al Estado.

Bajo el subterfugio de un "vicio de forma" (que diputados suplentes no pueden votar si no sustituyen al diputado propietario que acompañan al ser inscritos en el Tribunal Supremo Electoral), pretenden invalidar las reformas al Código Tributario que, entre otras cosas, facultaron que el Ejecutivo, por medio del Ministerio de Hacienda, publicara la lista de empresas y personas que adeudan el pago de sus impuestos.

Basado en los artículos 277 y 277 A del Código Tributario, Hacienda publicó en mayo pasado que 12 mil 519 personas naturales y jurídicas le deben al Estado 372 millones de dólares en adeudos de impuestos, resoluciones, sentencias y fallos.

El recurso de inconstitucionalidad fue interpuesto por el exvicepresidente de la República (del derechista partido Arena), Enrique Borgo Bustamante, y por el exministro de Justicia y exmagistrado de Corte Suprema de Justicia en gobierno de Arena, René Hernández Valiente.

Decidieron admitir el recurso de inconstitucionalidad los magistrados Belarmino Jaime, Rodolfo González, Florentín Meléndez y Sidney Blanco.

La decisión de los magistrados de la Sala de lo Constitucional contraría los esfuerzos iniciados desde el gobierno del expresidente Mauricio Funes, de darle transparencia a la gestión del Estado. Esta decisión abona y suma a la opacidad con la que los gobiernos de Arena sometieron a las instituciones del Estado.

La decisión de los cuatro magistrados coincide con los ataques de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), que puso el grito en el cielo por ver publicados los nombres de empresarios y empresas morosas que deben impuestos al fisco.

En el ámbito privado, los bancos, agencias de cobro y oficinas jurídicas, sí pueden publicar los nombres de ciudadanos que adeudan créditos bancarios y tarjetas de crédito.