Por tercer año consecutivo, las autoridades de seguridad pública confirman una redución sostenida de los homicidios y lo atirbuyen al Plan El Salvador Seguro (PESS), implementado por el presidente Salvador Sánchez Cerén.


"La cifra de homicidios bajó 20 puntos porcentuales" de forma interanual desde año 2015 hasta finales del mes de noviembre, confirmó el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, en una entrevista en canal 10 de televisión.

En 2015, las autoridades de seguridad registraron 6 mil 6657 muertes violentas y el año 2018 se perfila a cerrar entre 3 mil 200 a 3 mil 300 muertes, agregó el funcionario, quien aseguró que los crímenes se han reducido un 50% desde el año 2015 a la fecha. "En 2015 teníamos un promedio de 18 homicidios a diario y lo hemos reducido a finales de noviembre a un promedio de 9", aseguró.

"Este es el resultado más importante en la lucha contra la criminalidad con las nueva estrategia del Plan El Salvador Seguro que enfrentó por primera vez de forma integral la violencia y la criminalidad", explicó el ministro Ramírez Landaverde.

"Después de 20 años sin plan de seguridad en el que no se le dio tratamiento al fenómeno d elas pandillas que se convirtieron en estructuras de crimen organizado, hemos logrado una reducción significativa -apoyada en cifras- de la violencia, criminallidad y los delitos", puntualizó.

"La estrategia de seguridad -que está en su tercer año de aplicación- puede y ha dado resultados de manera progresiva y sostenida cada año y puede progresar más el otro año y vamos a seguir teniendo resultados importantes", manifestó en la entrevista televisica.

De acuerdo a datos de una encuesta de victimización de los salvadoreños, realizada a mitad del año, 14 de cada 100 salvadoreños han sido víctimas -en diferentes delitos- de la delincuencia y criminalidad y resalta como mayor ilícito el delito al patrimonio persona, en segundo lugar las amenazas y ataques contra la integridad física de las personas y mucho más atrás el delito de la extorsión.

"Sólo el 2% de la población expresó en la encuesta haber sido víctima de extorsión", informó el ministro, quien acepta la existencia de datos oscuros sobre este delito por el miedo a ser denunciado.

Desde la aplicación del Plan El Salvador Seguro, 1,200 estructuras de pandillas han sido golpeadas por las autoridades.