El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, llegó a Cuba donde cumplirá hasta el próximo sábado una agenda de trabajo, que incluye conversaciones oficiales con su homólogo Miguel Díaz-Canel.


En declaraciones a la prensa, el mandatario salvadoreño, quién fue recibido por el viceministro de Relaciones Exteriores de la isla, Rogelio Sierra, se refirió a las relaciones bilaterales restablecidas en 2009 y resaltó que ha sido un proceso muy intenso en todas las esferas.

'Ha fortalecido la amistad de los dos pueblos (...) y en su centro tiene el amor y el cariño al comandante Fidel Castro', subrayó el presidente.

Agregó que El Salvador y Cuba actúan de manera conjunta tanto en la necesidad de integración en América Latina, como en el fortalecimiento de los nexos en el ámbito comercial y la cooperación entre los dos países.

'En El Salvador, producto de la Operación Milagro (programa de salud impulsado por Cuba y Venezuela que ayuda a personas con bajos recursos para ser operadas de distintos problemas oculares) unos 20 mil salvadoreños han recuperado la vista y se han realizado más de 108 mil consultas', detalló el jefe de Estado.

Asimismo, puntualizó que con el método educativo cubano Yo, sí puedo en la nación centroamericana fueron alfabetizadas unas 330 mil personas.

'Son programas que han venido a fortalecer nuestra amistad, nuestra relación, el intercambio que ha existido entre las experiencias en diferentes ámbitos', ratificó el presidente de El Salvador.

De acuerdo con el programa divulgado, Sánchez Cerén colocará una ofrenda floral el jueves al Héroe Nacional de la isla, José Martí, en el memorial que lleva su nombre ubicado en esta capital.

El mandatario salvadoreño también visitará el cementerio Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, para rendir tributo al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro.

La delegación de El salvador la integran, además, el canciller Carlos Castañeda, así como los ministros de salud, educación, economía y cultura.

Esta es la segunda visita oficial que realiza el presidente del El Salvador a la mayor de las Antillas, la primera de ellas en 2015.