La Leishmaniasis es una enfermedad transmitida por un parásito que causa desde úlceras cutáneas que cicatrizan espontáneamente, hasta formas fatales, en las cuales se presenta inflamación grave del hígado y del bazo.


Este lunes, el país sudamericano Brasil, a través de su Embajada en El Salvador, entregó al Ministerio de Salud (MINSAL) un donativo de mil frascos de Antimonio de Meglumina, para el tratamiento de pacientes del Hospital Nacional de La Unión, San Miguel y Santa Ana, contra la enfermedad Leishmaniasis.

El viceministro de salud, Julio Robles Ticas, agradeció al embajador de Brasil por el donativo, con el cual se verán beneficiados con tratamiento 114 personas, a las que posiblemente se sumen otras 14 que han presentado síntomas de padecer esta enfermedad y que aún están en la fase diagnóstica para determinar.

En los últimos 10 años en el país se han reportado 220 casos de Leishmaniasis.


 


Leishmaniasis es un conjunto de enfermedades trasmitidas por protozoos del género Leishmania (organismos microscópicos, unicelulares protoctistas; heterótrofos, fagótrofos, depredadores o detritívoros, a veces mixótrofos; que viven en ambientes húmedos o directamente en medios acuáticos, ya sean aguas saladas o aguas dulces, y como parásitos de otros seres vivos).

Las manifestaciones clínicas de la enfermedad van desde úlceras cutáneas que cicatrizan espontáneamente, hasta formas fatales en las cuales se presenta inflamación grave del hígado y del bazo.

Es una enfermedad zoonótica que afecta tanto a perros como a humanos. Sin embargo, animales silvestres como liebres, zarigüeyas, coatíes y jurumíes, entre otros, son portadores asintomáticos del parásito, por lo que se les considera animales reservorios.