Los Gobiernos de El Salvador e Italia lanzan el proyecto denominado “Revitalización de la cadena del cacao de calidad en Centroamérica y Caribe”.

Foto VD/ Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Oreste Ortez (al centro).Foto VD/ Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Oreste Ortez (al centro).


El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en coordinación con la Organización Internacional Italo-Latinoamericana (IILA) y la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo (AICS), lanzaron este jueves el proyecto “Revitalización de la cadena del cacao de calidad en Centroamérica y Caribe”.

Este proyecto regional tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de los pequeños productores de cacao y sus familias en Centroamérica, a través de acciones que promuevan la calidad del cacao, recuperación de las plantas ancestrales y conocimientos tradicionales.

En el caso de El Salvador, se pretende contribuir a la revitalización de la cadena del cacao y a la recuperación de la cultura del chocolate en El Salvador, con la finalidad de mejorar la calidad de vida de los pequeños productores de las comunidades rurales, reduciendo la vulnerabilidad socio-económica y cultural.

De igual forma busca el fortalecimiento de la sostenibilidad de los cultivos a través de un sistema de desarrollo integral de la cadena cacao y chocolate.

“Tenemos esta mueva oportunidad con la Cooperación Italiana, anunciamos que pondremos en marcha este proyecto para producir chocolates de alta calidad. Estamos trabajado con 40 variedades de cacao que nos permitirán transferir a los productores para que tengan mejor producción, en volúmenes y calidad”, puntualizó el titular de Agricultura, Orestes Ortez.

“Hay un equipo del CENTA que trabaja en la producción de cacao, que hoy no sólo serán dotados con equipamiento sino también con capacitaciones para producir mejor el chocolate”, añadió el funcionario.

El proyecto de cooperación del IILA se concentra principalmente en tres países: El Salvador, Guatemala y Honduras, con un financiamiento regional de 1,200.000 euros, de los cuales al país le destinan 200,000 euros de los recursos para la instalación de modernos equipos, con capacidad productiva de 30kg de chocolate por hora, colocados en la planta de chocolate del CENTA.

En el caso de El Salvador, se contempla un plan de acción que conlleva al equipamiento de un laboratorio de procesamiento de cacao, además, mejorar el proceso de elaboración de chocolate y semielaborados (pasta de cacao, coberturas y manteca de cacao natural), vinculación con empresas a nivel internacional, creación de una red de distribuidores y comercializadores de chocolate, formación en chocolatería, involucrando a chefs, heladerías o escuelas culinarias que quieran hacer uso de la planta.