Los cooperantes cubanos del Centro Oftalmológico de San Vicente, El Salvador, celebran hoy el primer aniversario del servicio de retinopatía de la mejor manera posible: iluminando los ojos apagados.


En apenas un año, el equipo de internacionalistas realizó mil 500 consultas y practicó más de 500 tratamientos con láser, a pacientes con enfermedades de la retina derivadas de la diabetes, en otro hito de la solidaridad de Cuba.

El 13 de septiembre de 2017 fue inaugurado oficialmente el servicio de retina en el Centro Oftalmológico del Hospital Santa Gertrudis, inaugurado en 2015 por el presidente Salvador Sánchez Cerén, en el marco de la Misión Milagro.

A los pies del volcán Chinchontepeque, San Vicente, es un referente del rigor y la vocación internacionalista de Cuba, cuyos especialistas atendieron durante sus dos primeros años miles de casos de cataratas y pterigión.

La atención de las retinopatías enriqueció el servicio para los salvadoreños de escasos recursos, y además de garantizar tratamiento clínico contribuirá a mantener metabólicamente compensados al paciente.

Por demás, la operación de retinopatías es ambulatoria y relativamente breve, entre 15 y 45 minutos, en dependencia del grado de afección.


 

 

 

ANUNCIO FOSALUD

 

 

 

completo

 

 

HOLA