Durante la sesión plenaria de este viernes de la Asamblea Legislativa, se preveía aprobará una serie de medidas extraordinarias aplicadas en los centros penitenciarios, que las volverán permanentes al reformar la Ley Penitenciaria.

Diputado del FMLN, Carlos García Ruíz.Diputado del FMLN, Carlos García Ruíz.


La clasificación de reos peligrosos a máxima seguridad, régimen especial de internamiento, prohibición de señal inalámbrica en los centros penales, prohibición de antenas de telefonía celular y bloqueo a la señal de internet y los internos altamente peligrosos que hayan participado en ataques a policías o funcionarios se quedarán sin visita íntíma y sin visita familiar, son algunos de los cambios a aprobar en la Ley Penitenciario, informó el diputado del FMLN, Carlos García Ruiz.

Una de las reformas más importantes es la obligación y acatamiento de los operados de telefonía celular e internet a bloquear de forma total la telefonía celular y el acceso al internet, y será supervisado por el Ministerio de Justicia y Seguridad.

La reforma prohibirá permanentemente la instalación de nuevas antenas en un radio de 500 metros de los centros penitenciarios, granjas penitenciarias y centros de detención menores.

La ley reformada “faculta” al Ministerio a monitorear la presencia de señal de redes de telecomunicaciones inalámbricas, podrá realizar inspecciones e incautar el equipo. Las multas oscilan entre dos a 20 salarios mínimos del sector comercio y la desconexión durante seis meses al inmueble. Los operadores deberán colaborar en estos procesos.

También el pliego de reforma faculta a los directores de centros penales a que puedan suspender la visita íntima y familiar a reos peligrosos, así como su clasificación. También podrá suspender sin goce de sueldo a agentes del sistema penitenciario bajo ciertas condiciones.

El nuevo régimen especial de internamiento prohíbe visitas íntimas, impone la restricción ambulatoria y norma visita familiares sin contacto físico. Estarán sometidos al régimen reos peligrosos, condenados por delitos graves y se agregan los condenados por feminicidio y feminicidio agravado.

Cuando se puso a debate estas reformas, hubo demanda para que retornara a la Comosión legislativa, lo que finalmente aprobaron los diputados de derecha.