Las autoridades de Salud vigilan un posible brote de casos de dengue debido al aumento de casos de esta enfermedad transmitida por el zancudo Aedes Aegypti, informó el viceministro de Políticas de Salud, Eduardo Espinoza.


El funcionario afirmó que durante el reciente periodo vacacional, han detectado "un repunte" de casos de dengue superior al periodo agostino de 2017.

"El número de casos en ascenso nos preocupa, porque en cualquier momento podríamos tener una epidemia, y la única manera de evitarlo es controlando y eliminado los criaderos de zancudos", manifestó Espinoza en una entrevista en el canal 10 de televisión este jueves.

Atribuye el incremento de casos a la presencia y mator circulación del virus del dengue, que se deriva en cuatro cepas o tipos y a la proliferación de zancudos, producto de la conducta humana de almacenamiento de agua provocado por la reciente sequía que afectó el país.

"Tenemos mayor presencia en zonas urbanas densas como San Salvador, Santa Ana, La Libertad, San Miguel, Usulután y Sonsonate", explicó.

"Si actuamos a tiempo y moivilizamos a la población podemos detener una posible epidemia de dengue", aseguró.

El dengue es transmitido por la picadura del mosquito Aedes Aegypti, que produce dolores musculares y puede convertirse en fiebre hemorrágica mortal.