El partido de la izquierda salvadoreña, FMLN, condenó en términos muy enérgicos el intento de asesinato del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante un acto público, perpetrado por fuerzas de derecha con apoyo internacional.

Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela.Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela.


“Nuestro partido se solidariza con el bravo pueblo Bolivariano, con el hermano Partido Socialista Unido de Venezuela, con la Guardia Nacional Bolivariana y la Fuerza Armada Bolivariana, con las organizaciones sociales en pie de lucha en defensa del proceso revolucionario y, en particular, con quien lidera ese proceso de profundas transformaciones en la patria de Bolívar, el presidente Nicolás Maduro, objetivo último de este atentado criminal fallido, instrumentado por las derechas oligárquicas de aquel país de la región”, afirmò el FMLN en un comunicado.

El atentado ocurrió el pasado 4 de agosto en un acto del ejército venezolano, cuando el presidente pronunciaba su discurso fue atacado con drones explosivos.

En el comunicado, la Comisión Política, el Consejo Nacional y la militancia del FMLN, además expresaron su solidaridad a las víctimas que resultaron heridas en el lamentable hecho.

“Estamos seguros que juntos, el pueblo bolivariano y la unidad Cívico-Militar, sabrán no solo defender exitosamente el proceso de transformaciones sociales iniciado por el Comandante Eterno Hugo Chávez, y que hoy encabeza con firmeza el compañero Presidente Nicolás Maduro , sino que superarán los desafíos desestabilizadores y golpistas, promovidos desde los grupos más reaccionarios de Venezuela y de la derecha oligárquica de la región”, finaliza el escrito.

Maduro responsabilizó a la "ultraderecha", como se refiere a la oposición, y al presidente colombiano del confuso incidente que se produjo durante una parada militar. "Santos está tras este atentado", sostuvo el jefe de Estado.

Maduro aseguró que los "financistas" del plan están en Estados Unidos. "No hubo absolutamente ninguna participación del gobierno estadounidense", afirmó este domingo John Bolton, consejero de Seguridad Nacional de Donald Trump.

Un supuesto grupo de militares y civiles rebeldes, identificado como Movimiento Nacional Soldados de Franelas y hasta ahora desconocido, se atribuyó el ataque.