Arena quiere elegir a los magistrados de la Sala de lo Constitucional sin los votos del FMLN, escenario que no ha logrado construir con las otras fuerzas de derecha, pero a la vez se enfrenta a una división en su fracción, porque algunos diputados no respaldan la propuesta de la cúpula.


Según el vocero de la presidencia, Roberto Lorenza, en el afán de Arena de controlar la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), su propuesta de magistrados "tiene sesgo partidario y sesgo pro empresarial".

Pero además ha intentando convencer a otras fuerzas de derecha en el parlamento para elegir, y hasta el momento no ha logrado conovencer al menos al partido Gran Alianza Nacional (Gana), "Arena ha intentado llegar a un acuerdo para nombrar magistrados sin tomar en cuenta al FMLN", reveló Lorenzana y esa pretensión entrampa la elección de una nueva Sala de lo Constitucional.

En esa coyuntura, el partido oligarca enfrenta una división interna, "la fracción de Arena tiene diferencias, hay división, 10 diputados no comparten la propuesta" elaborada por un grupo de diputados y dirigentes, reveló el vocero de la presidencia en una entrevista en canal 10 de televisión.

Lorenzana también señaló otro factor -en el que los medios de comunicación juegan un rol importante-: "mediáticamente se atacan a los que han expresado simpatías al FMLN o posturas del FMLN, pero los magistrados que propone Arena no se consideran partidarios, los consideran independientes".

La fisura al interior del grupo parlamentario derechista podría generar y producir que la fraccion vote de forma dividida, "la opción de votar dividido o votar juntos se hará en los últimos días antes de las vacaciones, para que a los salvadoreños se les olvide que votó dividido", manifestó el funcionario.