Niñas y niños de educación inicial y parvularia (cero a cinco años), y sus familias, mostraron durante el programa presidencial Casa Abierta, el aprendizaje y desarrollo que experimentan gracias al programa de Atención Integral de la Primera Infancia.

Presidente Salvador Sánchez Cerén.Presidente Salvador Sánchez Cerén.


El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, recibió hoy, en el programa presidencial Casa Abierta, a niñas, niños, sus familias y docentes, para proyectar al país los beneficios que la niñez recibe al integrarse al programa de educación en la primera infancia, que se implementa desde 2009 por el Ministerio de Educación (MINED).

«Se trata de formar desde los cero años en valores, pero también en actitudes, conocimientos, habilidades. Este es un tema que requiere, de parte de la sociedad salvadoreña, sensibilizarse ante la importancia de que sus hijos se comiencen a formar desde la primera infancia, que es la fase más decisiva en el ciclo de formación del ser humano», dijo el mandatario.

El programa tiene dos componentes principales, que llevan a las niñas y niños a adquirir habilidades y aprendizajes que tendrán impacto en el resto de sus vidas: la vía familiar – comunitaria, y la institucional.

De esta forma, se integra la sociedad completa en la formación de la niñez: la familia, la escuela, la comunidad, las municipalidades y las instituciones es que trabajan (sean o no estatales) por el bienestar de las niñas y niños.

«Esto influye en cómo vamos a enfrentar el reto de la violencia, en prepararnos para superar la pobreza; es la fase donde se acumulan los conocimientos», destacó el gobernante.

La cobertura de atención a niñas y niños de cero a tres años es de 29,009 (2017), que corresponde a una tasa neta de 5.1%; mientras que en 2014 fue de 1.41% (8,663 niñas y niños), debe destacarse que antes de 2009 no había atención en el sistema de ecuación público en esta etapa.

Para el nivel de parvularia la cobertura, según el censo 2017, es de 56.3% (225,431 niñas y niños).

«Este programa pretende sensibilizar a la sociedad salvadoreña (…) son miles de niñas y niños que aún no asisten a este primer nivel, porque tiene que ver con la actitud de los padres de familia, que creen que no es una edad adecuada para que vayan, o no tienen conciencia de los derechos de la niñez», resaltó el jefe de Estado.

A través de Ministerio de Educación (MINED) el gobierno realiza esfuerzos también por contar con una planta docente especializada que pueda asumir el reto de formación de la niñez.

A la fecha, con el Plan Nacional de Formación Docente se ha impartido el módulo 3 y 4 para Primera Infancia, con 420 especialistas y 250 asistentes técnicas de primera infancia (ATPI).

«En este nuevo quinquenio se le ha dado prioridad a la formación docente, a la función de los educadores de primera infancia (…) es uno de los componentes principales de su formación», acotó.


 

 

ANUNCIO FOSALUD

 

 

 

 

 

 

 

completo

 

 

HOLA