Marcos Rodríguez, Secretario de Transparencia y Participación Ciudadana, reveló que las intenciones de la gremial empresarial (ANEP), en su propuesta de gestonar el uso del agua, propone algo peor que la privatización del agua y lo llama "captura del Estado".

 Secretario de Transparencia y Anticorrupción, Marcos Rodríguez. Secretario de Transparencia y Anticorrupción, Marcos Rodríguez.


En la conformación de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), la propuesta respaldada por los partidos de derecha en la Asamblea Legislativa, prevé su conformación con dos miembros, elegidos por la ANEP, dos por la Corporación de Municipalidades de la República de El Salvador (Comures), y uno, electo por el Presidente de la República.

Para Rodríguez, "eso ya no es privatizar en el sentido estricto, eso es un poco peor, eso se llama captura del Estado" y lo explica con sus palabras como: "Hay un sector privado, que de alguna forma por derecho propio agarra una parcela o el control total del Estado".

El término “teoría de la captura” o “captura del ente regulador”, se refiere a la situación que ocurre cuando los grupos de interés, que se ven directa o indirectamente afectados por las políticas públicas, emplean sus estrategias y recursos para obtener regulaciones que los benefician.

Es decir, logran “capturar” o acceder a las decisiones del ente regulador para su beneficio propio. El resto de participantes de la colectividad, en igualdad de condiciones, se ve imposibilitado de competir y acceder a un mercado libre de oportunidades; obtener concesiones, prestar servicios públicos, o realizar cualquier otra actividad en que dicho ente capturado tenga discreción, y deba conocer y tomar decisiones.

El ente regulador capturado se vuelve protector de los intereses de sus captores, y pierde su naturaleza de regular conforme a los principios del Estado (bien colectivo), que a la larga se traducen en resultados económicamente más eficientes para el grupo económico que domine, en este caso, la Autoridad Nacional del Agua.

Eso es lo que disfraza la ANEP en su comunicado, en el que la gremial asegura: "ANEP se opone a que se privatice este servicio y los pobres se mueran de sed".

Rodríguez añade otro punto, a los representantes de las municipalidades y del Estado, el electorado los puede cambiar; en el caso de la ANA, ANEP elige por siete años a sus representantes "y los elige de manera discrecional".

"¿Por qué el sector privado tiene previlegios ante las organizaciones ambientalistas, y por encima del Estado?, y segundo, ¿Por qué establecemos igualdad entre empresarios y ANEP? Es como que ANEP tiene capturada la representación de los empresarios", cuestionó el funcionario.

En la normativa aprobada por la derecha en la Asamblea Legislativa, "está diciendo, por ley, es que hay una entidad, una gremial privada que tiene representación por de foul, y en nombre de ese sector, esa instancia va a elegir a funcionarios públicos", apuntó Rodríguez.