En el Congreso Hidro 2018, organizado por la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), la ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Lina Phol, defendió que el país cuente con una Ley General de Aguas" y que el recurso hídrico esté en manos del sector público.

Ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl.Ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl.


A partir de la premisa: "el agua es un bien público, el país urge de una Ley de Aguas (...) Independiente de quién esté gobernando, la institucionalidad de este recurso hídrico debe estar en manos del sector público, porque el agua es un bien público", reiteró Pohl ante los empresarios.

La gremial ANEP, apoyada por el partido Arena, presentó un anteproyecto de ley en la que contempla que la autoridad nacional en materia hídrica tenga una mayoría de representantes del sector privado, propuesta a la que tanto el Gobierno como el partido FMLN se han opuesto con firmeza.

"No pueden estar dentro de las decisiones que se tomen, intereses particulares o privados", dijo Pohl al referirse a la institucionalidad de la Ley General de Aguas.

Desde la empresa privada se utiliza el concepto "agua segura", que para los organizaciones ecologistas y ambientalistas no es más que un disfraz para asegurar el recurso a las empresas e industrias que utilizan el agua como materia prima.

La ministra Phol planteó los desafíos en el sector industrial con el uso y manejo del agua, "los desafíos para el sector industrial son el tratamiento de aguas residuales; evaluación continua de las condiciones y las vulnerables de los servicios locales de agua y saneamiento; Ley de Aguas; nuevas formas de comercio internacional que tome en cuenta la sostenibilidad ambiental".

Por otro lado, Pohl destacó que el último Informe de la Calidad del Agua de los Ríos de El Salvador 2017, indica que el 32% de sitios muestreados, tienen una calidad de agua “buena”, eso significa un incremento del 27% más que el último informe realizado en 2013.

En 2017 no se reportaron sitios con calidad de agua “pésima”. Este parámetro contrasta de forma positiva, debido a que en 2013 se identificó un 5% de sitios con agua pésima.