Maira Verónica Figueroa fue liberada este martes tras conmutarse su pena de 30 años de cárcel, condenada por "homicidio culposo" debido a que sufrió un parto extra hospitalario a la edad de 19 años.


Maira Figueroa tuvo un parto extra hospitalario cuando tenía 19 años y fue acusada por la Fiscalía General por "homicidio agravado" y un tribunal la condenó a 30 años de cárcel, tras cumplir 15 años de internamiento salió libre este martes, de la llamada cárcel de mujeres.

El colecitvo "Una flor por las 17" celebró la liberación de Figueroa, "una mujer que después de 15 años de cárcel por un crimen que no cometió, hoy puede empezar a reconstruir su vida", dijo el colectivo en sus redes sociales.

La directora del Centro Penal dijo que Maira tuvo una conducta ejemplar en el recinto.

La mujer se mostró feliz a su salida de Cárcel de Mujeres en Ilopango, y se comprometió a seguir apoyando a las demás mujeres que guardan prisión por la misma acusación de aborto.

"Voy a seguir apoyando a las mujeres que siguen adentro pagando por algo que no cometimos", reiteró.

Figueroa es la segunda mujer, después de Teodora Vásquez, a la que se le conmuta la pena por aborto tras la visita de representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), entre 2017 y 2018.

La Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto Terapéutico, Ético y Eugenésico, ha pedido al Estado salvadoreño y a la Asamblea Legislativa que ponga fin a la criminalización total del aborto y permita al menos cuatro causales para un interrupción del embarazo en circunstancias especiales y agravantes, que pongan en riesgo la vida de la madre y la del feto.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), 25 mujeres aún permanecen tras las rejas tras sufrir complicaciones durante el embarazo o el parto y se les acusó de homicidio.

El primer caso de liberación fue Teodora del Carmen Vázquez, acusada en 2007 de homicidio agravado y condenada a 30 años de prisión; en febrero fue liberada por orden de la Corte Suprema de Justicia y el Ministerio de Justicia y Seguridad, tal y como señaló la CIDH, un órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA).