El Ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, criticó la decisión de los diputados de Arena de darle largas a la aprobación de la prórroga a las medidas extraordinarias en seguridad, que principalmente se aplican en los centros penales.

Ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde.Ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde.


Al funcionario no le pareció que por decisión de algunos diputados del partido Arena, de prolongar la discusión de la extensión de las medidas extraordinarias hasta después del 4 de marzo. De acuerdo con fuentes legislativas, la próxima plenaria fue programada hasta el jueves 15 de marzo.

"No nos explicamos verdaderamente por qué deba de aguardarse hasta después del evento electoral para abordar un tema tan urgente y tan necesario" para la seguridad de la población cuestionó el ministro.

"No hubo absolutamente ninguna preocupación en Arena" para prorrogar por un año más las medidas extraordinarias en los centros penales, señaló Ramírez Landaverde.

Entre algunas de las dispociones del decreto legislativo se prohibió la señal de telefonía en los centros penales: “Durante la vigencia del presente decreto, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, previa opinión técnica del superintendente general de Electricidad y Telecomunicaciones, dispondrá de todas las medidas necesarias e indispensables para asegurar el corte de tráfico de telecomunicaciones desde y hacia los centros penitenciarios, granjas penitenciarias, centros intermedios y centros temporales de reclusión”.

En otro tema, el ministro Ramírez Landaverde aseguró que el Estado garantizará la seguridad física y de la familia del fiscal general Douglas Meléndez; ante una petición de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictara una medida cautelar para resguardar su integridad, tras considerar que se encuentra en constante amenaza por su trabajo.