Mauricio Ramírez Landaverde, ministro de Justicia y Seguridad, lamentó que el trabajo de seguridad ha sido empleado para tener rédito político y en este periodo réditos y ventajas electorales. 


El ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, no descartó que entre las líneas de investigación que se tienen por el carro que fue detonado en la carretera al Puerto de La Libertad, la mañana del domingo está la de querer sacar rédito electoral.

“Hay que recordar también que estamos en un periodo preelectoral y no descartamos que esa haya sido la motivación para cometer este hecho”, manifestó durante una entrevista televisiva.

Explicó que podrían ser varias agrupaciones y no se podría atribuir en primera instancia a algún grupo o instancia en particular, pues si bien es cierto el antecedente más reciente es un grupo de estructuras de pandillas que durante los años 2014-2015 se dedicó atentados similares, pero ese grupo fue capturado, así como a quienes los adiestraron y suministraron los explosivos.

“Es decir, todo ese grupo fue llevado ante la justicia y a partir de entonces cesaron este tipo de atentados… no podemos atribuir a un grupo similar, no solamente son grupos de maras o pandillas que potencialmente pueden cometer un hecho de esta naturaleza”, agregó.

Explicó que ayer se hicieron las primeras diligencias y se deberá someter las sustancias y restos para determinar cómo fue que se activó y buscar otras señales que nos lleven a los autores de este hecho. 

“Ya están llevando a cabo todas las investigaciones y se identifiquen a los autores… si el objetivo era impactar en la gente y causar temor, pudiéramos estar en una situación de este tipo (acto de terrorismo) … insisto es muy prematuro, la PNC y la Fiscalía ha demostrado con los casos anteriores estar en la capacidad técnica de descubrir quienes están detrás de estos hechos”, sostuvo el funcionario.

Finalmente, lamentó que el trabajo de seguridad ha sido empleado para tener rédito político y en este periodo réditos electoral y ventajas electorales. 

“En el gobierno nos hemos dedicado a eso a darle un tratamiento profesional y técnico, que las opiniones políticas no incidan en el trabajo que estamos haciendo… el periodo que nos encontramos nos hace considerar que ese haya sido el objetivo precisamente (coche bomba)”, señaló.