Tepecoyo, departamento de La Libertad, fue declarado hoy «Municipio Libre de Analfabetismo», con lo cual suman 80 municipios y la zona protegida de Montecristo, que es parte de la reserva de biosfera Trifinio-Fraternidad.


La cifra de territorios que son liberados de esta condición aumenta día con día, hasta alcanzar a todo El Salvador.

2018 es el año de la alfabetización en El Salvador, como una muestra irrefutable del compromiso del Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, de realizar un hito en la historia nacional: declarar al país libre de analfabetismo, lo cual también es una reivindicación histórica y un compromiso con la humanidad.

Con Tepecoyo hoy suman 81 los territorios a nivel nacional que han sido declarados «libres de analfabetismo», gracias a la labor de cientos de voluntarios que dirigen los círculos de alfabetización en todo el país.

Los lugares donde el emblema de la alfabetización se ha levantado son 80 municipios en los 14 departamentos, y Montecristo, en el noroccidente del país, zona que es parte de la reserva de biósfera Trifinio-Fraternidad.

La cifra de territorios alfabetizados cambia casi a diario; en los próximos días serán declarados cuatro municipios más: Atiquizaya y Jujutla (Ahuachapán), Villa San Antonio (San Miguel) y Jicalapa (La Libertad).

Así, 2017 cerraría con 85 territorios libres de analfabetismo. En ese mismo periodo se ha alfabetizado a cercar de 330 mil personas; solo en 2017 cerca de 30 mil salvadoreñas y salvadoreños han aprendido a leer, escribir y a realizar cálculos matemáticos básicos, gracias al apoyo de 12,000 alfabetizadores voluntarios.

Durante este año la alfabetización ha llegado a 130 municipios del país, distribuidos en los 14 departamentos, con una inversión que ronda los $2 millones, y se trabaja fuertemente para que en 2018 se haga realidad el sueño de un país libre de analfabetismo, una promesa del Presidente Sánchez Cerén.


 

 

ANUNCIO FOSALUD

 

 

 

completo

 

 

HOLA