Además del aporte de $1.1 millón para el programa de 1,000 becas para estudiantes de la Universidad de El Salvador (UES), anunciado el 5 de diciembre, el Presidente Salvador Sánchez Cerén anunció un refuerzo de $6 millones adicionales para garantizar la gratuidad de la educación superior en la UES para el año 2018.

Presidente Salvador Sánchez Cerén.Presidente Salvador Sánchez Cerén.


"Próximamente enviaré una petición a la Asamblea Legislativa de otro refuerzo presupuestario de seis millones de dólares para la Universidad de El Salvador (UES) y garantizar la gratuidad de la educación superior", confirmó Sánchez Cerén en su discurso de entrega de títulos de propiedad a familias de tramos en desuso de líneas férreas en San Miguel y Usulután.

Ese refuerzo de seis millones de dólares "será destinado a jóvenes de instituciones públicas que pueden aspirar a esas becas en la Universidad de El Salvador. Estos 6 millones de dólares van a ir para la Universidad Nacional, para garantizar -óigase bien- la gratuidad de la educación superior”, destacó el Presidente tras el anuncio.

“Las grandes demandas de los jóvenes son trabajo y estudio, los jóvenes son gente que aspira a conducir este país y a conducirlo de mejor forma”, señaló.

Destacó además que este esfuerzo se suma a la reciente entrega de 1,000 becas universitarias, a través del INJUVE, con las cuales se permitirá a igual número de jóvenes continuar con sus estudios de educación superior en la UES, con una inversión anual de más de $1 millón.

Esta decisión del Presidente Sánchez Cerén, que requiere el apoyo de la Asamblea Legislativa para inyectar los recursos a la UES, beneficiará anualmente a un promedio de 40 mil bachilleres salvadoreños.

Las 1,000 becas universitarias se enmarcan en el Subcomponente de Formación Superior del Programa de Empleo y Empleabilidad “JóvenES con Todo”, y para su implementación el INJUVE y la UES firmaron un Convenio de Subvención a fin de beneficiar a mil jóvenes con la formación universitaria.

Las becas serán para estudiantes de nuevo ingreso, primer y segundo año y deberán residir en uno de los 26 municipios priorizados en la fase I y II del Plan El Salvador Seguro (PESS), es decir, Colón, Santa Ana, Ciudad Delgado, Mejicanos, Soyapango, San Salvador, Sonsonate, Zacatecoluca, Cojutepeque, Jiquilisco, San Juan Opico, Quezaltepeque, Chalchuapa, San Martín, Apopa, Izalco, Nahuizalco, Santiago Nonualco, Olocuilta, San Pedro Perulapán, San Miguel, Usulután, Ahuachapán, Ilobasco, Conchagua y San Vicente.