El canciller salvadoreño, Hugo Martínez, intensificó su ofensiva y gestión diplomáticas ante autoridades de EEUU, en la búsqueda de una prórroga o una solución permanente al Estatus de Protección Temporal (TPS) para 190,000 salvadoreños.

Canciller Hugo Martínez y diputados salvadoreños reunidos con congresistas de EEUU.Canciller Hugo Martínez y diputados salvadoreños reunidos con congresistas de EEUU.


"En el Congreso (de EEUU) estamos abogando por la edificación de un puente que permita, a nuestros 190 mil compatriotas, pasar de la temporalidad a una residencia permanente", declaró el jefe de la diplomacia salvadoreña, quien se encuentra en Washington DC para las gestiones migratorias.

En su visita oficial, Martínez sostendrá reuniones de alto nivel con legisladores del Congreso, así como con organizaciones que trabajan con inmigrantes y personalidades del sector privado que contratan a salvadoreños con TPS.

"Estamos optimistas de que habrá una salida para nuestros compatriotas, seguiremos trabajando hasta el último día para que se genere una salida por cualquiera de las dos vías: prórroga del TPS o legislación", reiteró en su cuenta de Twitter el diplomático.

Martinez y un grupo de legisladores salvadoreños, encabezados por el presidente de la Asamblea Legislativa, Guillermo Gallegos, y de la diputada Karina Sosa, presidenta de la Comsión de Relaciones Exteriores del congreso salvadoreño, se reunieron con los representantes en el Congreso, Tony Cárdenas, del Estado de California; Mike Coffman, representante de Colorado; y el senador del Estado de Maryland, Chris Van Hollen.

"Creemos que la salida permanente es la mejor opción para evitar la incertidumbre de nuestros compatriotas, que ya tienen arraigo en EEUU", es uno de los mensajes que Martínez y los diputados salvadoreños han transmitido a las congresistas y senadores.

Martínez también sostuvo un intercambio con representantes de gremiales y compañías estadounidenses que dan empleo a salvadoreños con TPS, para de esta manera definir nuevos mecanismos para brindar asesoría y visibilizar el aporte de los compatriotas en las áreas económica, social y cultural en esa nación.

Los empresarios, por su parte, destacaron las importantes contribuciones de los connacionales como fuerza laboral en industrias como la construcción, la salud y los servicios, del mismo modo, manifestaron su voluntad de sumarse a las iniciativas orientadas a la búsqueda de estabilidad para la comunidad que cuenta con la prerrogativa.

El TPS para los salvadoreños vence el 9 de marzo de 2018 y se espera que el Gobierno de Estados Unidos anuncie su decisión entre el 6 y 8 de enero próximos.