El Gobierno de EEUU tomará una decisión sobre el futuro del Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) para los salvadoreños que viven en territorio estadounidense, y cuyo permiso vence en marzo de 2018.


De acuerdo con el diario Chicago Tribune, el portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, Dave Lapan, explicó en rueda de prensa que su Gobierno debe tomar una decisión sobre el estatus de los salvadoreños, 60 días antes de que expire el TPS.

El TPS a los salvadoreños vence el próximo 9 de marzo de 2018, por lo que a principios de enero "se producirá el anuncio".

Hasta principios de enero no se producirá una decisión sobre ese amparo migratorio, que EEUU concede de forma extraordinaria a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales, explica el Chigago Tribune.

Para evaluar el futuro del TPS, el Gobierno está en diálogo con los Ejecutivos de los países centroamericanos y también está evaluando las condiciones sobre el terreno, indicó Lapan.

Se estima que unos 190,000 salvadoreños están inscritos en el TPS, según información de la cancillería salvadoreña.

En su intervención ante la Asamblea General de la ONU, el pasado septiembre, el presidente Salvador Sánchez Cerén pidió la extensión del TPS para sus compatriotas.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, ha expresado su confianza de una renovación tras cabildeo con diferentes autoridades de Estados Unidos.