El Consejo Nacional de Seguridad y Comvivencia Ciudadana (CNSCC), fue convocado por el presidente Salvador Sánchez Cerén y fue la instancia que elaboró el Plan El Salvador Seguro (PESS).

Pastor de la iglesia Elim, Mario Vega.Pastor de la iglesia Elim, Mario Vega.


El pastor Mario Vega, de la iglesia Elim, planteó que después de un año de aplicación del Plan El Salvador Seguro, éste "debe actualizarse, sobre todo en los municipios priorizados" en el plan con alta incidencia de criminalidad pandillera, para hacer más efectiva la intervención del Estado en el terreno.

También el pastor evangélico señaló un desbalance en la distribución de los fondos provenientes de la contribución especial a la telefonía y a las empresas, aprobado por los diputados de la Asamblea Legislativa, que destinan más recursos a la persecución de delito en menoscabo del eje de la prevención del delito.

El partido Arena, y algunos veces Gana, se han opuesto a destinar más recursos a la prevención social del delito y se han inclinado más por el combate directo a la criminalidad originada por las pandillas. En definitiva, es el Órgano Legislativo el que aprueba la distribución de los fondos.

Entrevistado sobre el tema en canal 10 de televisión, el pasto Mario Vega señaló que "se destina menos recursos a la prevención y más a la persecución del delito".

Originalmente, el CNSCC propuso que en el PESS se destinara el 74% de los recursos a la prevención social del delito y en la actualidad recibe el 38% de los fondos de la contribución especial.

El segundo eje del PESS, el Consejo recomendó el 7% de los fondos y los diputados le han proporcionado el 44% de los recursos y mucho menos recursos reciben los tres ejes restantes: atención a víctimas de la violencia y sus familiare; fortalecimiento de las instituciones de seguridad pública y rehabiltación de los delincuentes.

"Hay un desbalance entre prevención y persecución del delito. Esta distribución de asignar más recuros a prevenir se logtó a fuerza de conversar y platicas, haciéndoles ver a los diputados las prioridades. La distribución (de los diputados) era aún más desigual", especificó el pastor.

Lamentó "que por décadas el tema de la violencia se ha manejado política y electoralmente".

En septiembre pasado, el órgano legislativo aprobó la incorporación de recursos obtenidos de la Ley de Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia (CESC) y de la Ley de Contribución Especial a los Grandes Contribuyentes para el Plan de Seguridad Ciudadana.

De un monto de $17,754,300.00, basados en un dictamen emitido por la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto, los fondos se distribuyeron así: ramo de Defensa Nacional $6,875,400; Procuraduría General de la República $300,000; ramo de Justicia y Seguridad $8,978,900 y ramo de educación $1,600,000.

De los fondos destinados para el ramo de la Defensa Nacional y la Seguridad Pública, se garantiza el pago del bono trimestral de $200, para miembros de la Policía Nacional Civil, Personal de Seguridad de los Centros Penales y elementos de tropas de la Fuerzas Armada, así como el apoyo a familiares de protección temporal y a la Unidad Técnica Ejecutiva del Sector Justicia.