En el marco del Día Mundial de la Alimentación, el Ministerio de Agricultura y Ganadería reveló que el Gobierno invierte $194 millones anuales en el combate al hambre y la desnutrición.

 Ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, en el Día Mundial de la Alimentación. Ministro de Agricultura y Ganadería, Orestes Ortez, en el Día Mundial de la Alimentación.


“En los últimos tres años, el Gobierno ha destinado una inversión que asciende a $194 millones para el combate al hambre y la desnutrición, para asegurar que los salvadoreños reciban una alimentación adecuada, independientemente de la ubicación territorial que residan”, explicó el ministro de agricultura, Orestes Ortez.

El funcionario afirmó que existen esfuerzos para la reducción del hambre, entre ellos: la entrega de semillas (maíz y frijol), y la entrega de alimentos cuando por condiciones climáticas es necesaria la entrega de alimentos a la población, la creación de nuevos sistemas de riegos, la siembra en nuevas áreas.

“Nuestro accionar se suscribe dentro de los objetivos 2030, objetivos de desarrollo sostenible donde debemos erradicar el hambre y crear condiciones de acceso adecuado a la alimentación”, indicó.

Recordó que en la Asamblea Legislativa existe un debate estéril para aprobar la Ley de Soberanía Alimentaria y Nutricional. Explicó que dentro del Plan Quinquenal de Desarrollo, impulsado por el Gobierno, existe el compromiso de garantizar la seguridad y soberanía alimentaria.

El Salvador tiene un 12.3 % de subalimentación, porcentaje que refleja las personas que no llenan sus requerimientos alimenticios básicos, en términos energéticos para llevar una vida saludable y activa, afirmó Allan González, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO).

González dijo que es necesario fortalecer el sector agropecuario para aumentar la disponibilidad y acceso de los alimentos, principalmente de quienes residen en el área rural.