Organizaciones sindicales, aglutinadas en la Unidad de Trabajadores y Trabajadoras, aseguran que continuarán exigiendo se continúe con las reformas al sistema de pensiones para lograr un modelo integral.

Consideraron que la reforma recién aprobada logra la seguridad y estabilidad para el pago de los 176 mil pensionados; la “situación estuvo en peligro por una serie de maniobras de bloqueo de parte del partido Arena y la Sala de lo Constitucional. Hoy, con la reforma y en adelante, pueden contar con estabilidad de su pensión”, reza un comunicado emitido por la organización sindical.

Se logró sensibilizar y reconocer el embrión del sistema mixto, el aumento de la cotización. “Se neutralizó el robo del 5% de los ahorros de cada trabajador: el 3% de este porcentaje será reintegrado al ahorro del trabajador adicionado a su ahorro individual más la rentabilidad”, informaron.

Catalogaron de positivo que se haya eliminado la comisión que impactaba a la pensión mínima y los beneficios que se mantendrán en la pensión por invalidez y sobrevivencia.

Dijeron que la reforma fue positiva pero no es la solución definitiva a la crisis del sistema de pensiones, ocasionada por la privatización que la derecha impuso, en el año 1996-1998.

“Seguiremos luchando por una reforma integral al sistema que, tal como lo planteamos en nuestro propuesta, pasa por ampliar la creación de un fondo público sólido, solidario, sin fines de lucro, auto sostenible e independiente de las AFP”, dijo Israel Montano, representante del movimiento magisterial Andes 21 de Junio.

Anunciaron que continuarán asistiendo a la Asamblea Legislativa para exigir cse ontinúe con una reforma integral del sistema de ahorro de pensiones.