Rafael Correa, ex presidente de Ecuador, acusó al actual presidente de ser un corrupto y de cometer "un crimen que la humanidad jamás olvidará".

Ex presidente de Ecuador, Rafael Correa.Ex presidente de Ecuador, Rafael Correa.


El ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha reaccionado a la detención del activista Julian Assange y ha arremetido contra el actual presidente de la República, Lenín Moreno, por permitir que la policía británica accediera a la embajada ecuatoriana para arrestar al fundador de Wikileaks.

En entrevista con RT, el ex mandatario ha querido precisar que "no es Rafael Correa el que da el asilo a Julian Assange; es el Estado ecuatoriano".

Correa ha destacado en ese sentido que su país "tenía la obligación, de acuerdo al Derecho internacional, de acuerdo al propio orgullo nacional, de proteger a su asilado". El ex presidente denuncia asimismo que las autoridades ecuatorianas han permitido que "una policía extranjera entre en la embajada de Ecuador" para capturar al activista.

Correa ha recordado que "Assange es, desde el año pasado, ciudadano ecuatoriano", con lo cual, según explica el ex mandatario, la detención llevada a cabo hoy "no sólo rompe las reglas de asilo y el derecho internacional, sino la Constitución ecuatoriana", algo que Correa ha calificado como "inaudito" e "indignante".

Un día de luto para la humanidad

Lo sucedido este jueves en la sede diplomática de Ecuador en Londres convierte esta jornada, según Correa, en "un día de luto para la humanidad". El ex presidente ecuatoriano reconoce no obstante que esta operación "era muy probable porque Moreno ya había negociado la cabeza de Assange con EEUU".

Correa también atribuye el arresto de Assange a que "Wikileaks divulgó casos de corrupción de Moreno muy graves", y asegura que el actual presidente de la República podría ir a prisión, "pero antes de ir a la cárcel quiere morir matando".

En un explícito tuit, el ex mandatario se había referido poco antes a Moreno como "el traidor más grande de la historia ecuatoriana y latinoamericana". "Moreno es un corrupto, pero lo que ha hecho es un crimen que la Humanidad jamás olvidará", concluyó Correa.

Assange permanecía refugiado en dicho edificio diplomático desde junio de 2012, cuando Quito le proporcionó asilo político para evitar que fuese extraditado a Suecia, donde está vigente una orden de arresto en su contra bajo la acusación de un supuesto caso de violencia sexual.

El fundador de WikiLeaks opina que desde Suecia lo extraditarían a EEUU, donde se podría enfrentar a la pena de muerte por las filtraciones del portal. No obstante, Lenín Moreno ha asegurado haber puesto una condición específica para el arresto del fundador de WikiLeaks. "Solicité a Gran Bretaña la garantía de que el señor Assange no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir torturas o pena de muerte", aseveró el mandatario.

Entretanto, el ministro del Interior británico, Sajid Javid, ha asegurado que el periodista de origen australiano enfrentará a la justicia en el territorio de Reino Unido. Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha asegurado que Moscú "espera que se respeten los derechos de Assange" tras su arresto en Londres.


 

DE INTERÉS

Diputados sostienen reunión de cooperación con Congresistas Chinos

Diputados de la Asamblea Legislativa sostuvieron una reunión de amistad con el presidente…

completo

 

 

HOLA